terça-feira, 29 de julho de 2014

Kim Jong Un vuelve a dirigir entrenamiento de lanzamiento de cohetes del EPC


Pyongyang (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, volvió a dirigir en el terreno el entrenamiento de lanzamiento de cohetes de las fuerzas estratégicas del EPC.
En el entrenamiento realizado un día antes del día de la victoria en la Guerra de Liberación de la Patria, participaron la unidad de ataque de las fuerzas estratégicas del EPC que asume la misión de golpear las bases de las tropas agresoras norteamericanas estacionadas en suelo surcoreano.
Tras revisar el actual estado de ubicación de las bases de las tropas norteamericanas en suelo surcoreano y el plan de lanzamiento trazado suponiendo el ataque contra ellas, el Comandante Supremo dirigió el entrenamiento de lanzamiento.
En esta ocasión también fueron calificadas de perfectas la combatividad de la unidad de ataque y la función combativa de cohetes tácticos.
Recientemente, se había realizado mucho el entrenamiento de lanzamiento de ensayo para desarrollar la ciencia y la tecnología autóctonas de cohete y el método de disparo, dijo y agregó que como resultado, las fuerzas estratégicas están dispuestas a cumplir satisfactoriamente cualquiera misión de golpe en la guerra moderna. Se mostró muy satisfecho de los éxitos de los reiterados entrenamientos de las fuerzas estratégicas, diciendo que las detonaciones del presente entrenamiento son iguales a un cañonazo que avisa la terminación de los preparativos de combate de las fuerzas estratégicas.
Nunca se puede modificar ni ocultar ni inventar la historia, dijo y agregó que en vísperas del 27 de julio, los yanquis tratan de disfrazar su derrota como "victoria" emitiendo la "proclama" infundada de Obama y el "discurso conmemorativo de la presidenta" de Park Geun-hye, en vez de sacar la lección de su amarga derrota sufrida en la pasada guerra coreana.
Desde la década de los 50 del siglo pasado hasta la fecha fueron cambiados los dueños de la Casa Blanca, pero es invariable la política hostil a la RPDC de EE.UU., dijo y continuó que históricamente EE.UU. sufrió la derrota por nuestros golpes rotundos, lo que es la tradición vergonzosa del imperialismo norteamericano, pero tenemos la orgullosa tradición de haber frustrado paso a paso las maniobras insolentes de EE.UU. Y enfatizó que estas dos tradiciones lógicas e invariables continuarán en el futuro también.
Acotó que sucumbirán todos los desafiadores a la justa causa del ejército y el pueblo de Corea y aseveró que debemos lograr sin falta la causa histórica de la reunificación de la patria tras aniquilar cuanto antes a las tropas agresoras norteamericanas ocupantes del Sur de Corea y sus seguidores.

terça-feira, 22 de julho de 2014

MINREX de RPDC denuncia conducta de CS de ONU


Pyongyang, 20 de julio (ACNC) -- En una reunión consultiva efectuada a puerta cerrada el pasado día 17, el Consejo de Seguridad de la ONU "condenó" hasta el lanzamiento de misiles de corta distancia de la República Popular Democrática de Corea acusándolo de "violación de resolución".
El Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC, en su declaración fechada 19, aclaró que todas las medidas militares del Ejército Popular de Corea incluyendo el lanzamiento de cohetes tácticos son precisamente el ejercicio de derecho de autodefensa para defender la soberanía del país y la seguridad de la nación frente a la amenaza nuclear y la maquinación de agresión de EE.UU., y continuó:
Este año, la RPDC presentó con iniciativa varias propuestas por la paz desde la propuesta importante y la especial del Comité de Defensa Nacional hasta la declaración del gobierno y tomó las medidas prácticas para llevarlas a cabo.
Pero, EE.UU., junto con los títeres surcoreanos, respondió con los ejercicios bélicos conjuntos Key Resolve y Foal Eagle. Seguidamente, desarrolló el entrenamiento conjunto de desembarco de mayor dimensión después de 1993 y los ejercicios aéreos conjuntos de gran envergadura no vista en la historia.
No obstante, el CS de la ONU da espaldas a tales frenéticos ejercicios de guerra de agresión y la amenaza nuclear de EE.UU. y cuestiona sólo la inevitable opción de la RPDC para hacer frente a ello.
Para cumplir su misión de asegurar la paz y la seguridad del mundo, el CS de la ONU debe cuestionar ejercicios militares conjuntos de EE.UU. y los títeres surcoreanos de carácter ofensivo, amenazante y provocativo.
Cómo tratar los ejercicios bélicos conjuntos EE.UU.-Sur de Corea calificará la imparcialidad del CS de la ONU y distinguirá si esta organización internacional puede contribuir o no a la preservación de la paz y la seguridad del mundo.
Mientras que el CS de la ONU actúe parcialmente al son de las maquinaciones hostiles de EE.UU. contra la RPDC, ésta se ve obligada a fortalecer sus fuerzas propias.
La historia da la lección y la verdad de que si un país no tiene su fuerza propia, será víctima de las potencias aunque sea muy bondadoso y justo y la paz verdadera se defiende sólo cuando fortalezca sus fuerzas para que nadie se atreva a atacarle.
Mientras se aumentan la amenaza y el chantaje nucleares de EE.UU., la RPDC dará más acicate al fortalecimiento del disuasivo nuclear autodefensivo. Y si continúan los agresivos ejercicios militares conjuntos de EE.UU. y los títeres surcoreanos, serán anuales y regulares las acciones de contramedida de la RPDC.
Si ocurre un conflicto militar cuando EE.UU. despliega los ejercicios de guerra de agresión en la Península Coreana y su contorno y la RPDC fortalece sus ejercicios de contramedida incluyendo el lanzamiento de cohetes tácticos, esto podrá extenderse a una guerra.
En caso de que se cree en la Península Coreana el estado imprevisible, su responsabilidad recaerá enteramente sobre EE.UU. que impuso a la RPDC la inevitable opción y sobre el CS de la ONN que amparó a este imperio.

Kim Jong Un dirige competencia de fútbol de selección nacional


Pyongyang, 20 de julio (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, dirigió la competencia de examen de fútbol masculino de la selección nacional que tomará parte en los XVII Juegos Asiáticos.
En la competencia participaron la selección nacional y el equipo Jebi.
La primera venció al segundo por 12:0.
El Mariscal se mostró satisfecho de que los futbolistas de la selección nacional hayan demostrado su elevada técnica de fútbol, fuerza espiritual y tenaz espíritu combativo y se fotografió junto a ellos.
Dijo que los jugadores de la selección nacional hicieron bien los ejercicios para participar en los XVII Juegos Asiáticos.
Son muy grandes la esperanza e interés de nuestro pueblo sobre los XVII Juegos Asiáticos, señaló y subrayó que en la competencia los deportistas deben poner de pleno manifiesto el noble espíritu de deporte, el temple de la nación y los nobles rasgos morales de competencia y contribuir a fomentar la reconciliación y la unidad de los connacionales, la amistad y la paz con varios países del mundo.
La participación de nuestros jugadores en los citados juegos servirá de un motivo importante para mejorar las relaciones entre el Norte y el Sur de Corea y eliminar la desconfianza entre sí, enseñó y destacó que la posición de principios de la RPDC es que el sagrado deporte no debe ser un juguete político de las fuerzas malsanas.
Expresó la esperanza y convicción de que los futbolistas de la selección nacional y otros deportistas a ser participados en los juegos asiáticos intensificarán más los ejercicios.

sábado, 12 de julho de 2014

Kim Jong Un recorre campo de construcción de Aeropuerto Internacional de Pyongyang


Pyongyang, 11 de julio (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea dirigió en el terreno el campo de construcción de la terminal del Aeropuerto Internacional de Pyongyang.
Tras escuchar la explicación ante la vista a vuelo de pájaro, el plano de una figura cúbica y el plano del edificio, el Mariscal Kim Jong Un averiguó el estado de construcción, recorriendo el interior y exterior de la segunda terminal del aeropuerto.
Elogió a los constructores militares que construyen bien según la intención del Partido, se puso alegre diciendo que ellos hicieron mucho trabajo, y presentó las tareas y remedios para concluir la construcción.
Dijo que la estación del Aeropuerto Internacional de Pyongyang es la puerta de Pyongyang y la figura del país y exhortó a erguirla como digno edificio de la época del PTC conveniente al aspecto del país civilizado socialista, en cuanto a la forma y el contenido de la arquitectura.
Subrayó la importancia de mantener perfectamente el carácter jucheano en la arquitectura y ordenó acabar la construcción, exaltando la nacionalidad e introduciendo la tendencia internacionaly las cosas buenas de los otros países.
Hay que construir perfectamente los salones de llegada, tramitación de partida y espera, las salas de descanso y entrevista y el comedor, tanto en la estética arquitectónica como en artes figurativas, al asegurar en el máximo nivel la comodidad de los pasajeros, dijo.
Subrayando la necesidad de modernizar todas las instalaciones de la segunda terminal, construir con peculiaridad todos los puntos de servicio y preparar con anticipación las actividades de servicio, el Mariscal Kim Jong Un aclaró la medida para organizar la plantilla y detalladas tareas y remedios para mejorar las actividades de servicio.
Hay que construir en la zona alrededor de la estación del aeropuerto, más instalaciones de servicio inclusive el hotel y la parada de autobús y acelerar la labor para renovar la figura de la zona de Sunan donde está enclavada la estación aérea, agregó.
Para terminar a tiempo la construcción de la segunda terminal del aeropuerto, los constructores militares deben elevar su responsabilidad y papel y el Consejo de Ministros, los ministerios y los órganos centrales deben apoyar material y espiritualmente.
El Mariscal Kim Jong Un señaló que esta obra es el objeto apreciado mucho por el Partido y expresó la esperanza y convicción de que los militares construirán perfectamente el edifico de estación del aeropuerto como monumento de la época de Songun al acelerar cualitativamente el trabajo planeado.
El Mariscal fue acompañado por el vicemariscal del EPC Hwang Pyong So, jefe de la Dirección Política General del EPC y el teniente general de las fuerzas terrestres Ma Won Chun, director de diseño del CDN

terça-feira, 8 de julho de 2014

Mundo entero elogia a Kim Il Sung como gran veterano político


Hoy se cumple el 20º aniversario del deceso del Presidente Kim Il Sung.
El Presidente, quien glorificó el siglo XX, fue el destacado líder y gran veterano político reconocido por el mundo entero.
En toda su vida revolucionaria, él se reunió con más de 70 mil extranjeros procedentes de 136 países.
Durante su visita al extranjero, se reunió en mil 982 ocasiones con 120 jefes de Estado, en 2 mil 236 ocasiones con 206 líderes de partido y en 833 ocasiones con 76 jefes de gobierno.
Hasta el último momento de su vida después de la liberación de la patria (15 de agosto de 1945), realizó en 54 ocasiones y en 685 días la visita oficial y extraoficial a 87 países y la distancia total llega a más de 522 mil 460 kilómetros.
Creó la inmortal idea Juche y escribió más de 10 mil 800 obras clásicas para iluminar el camino a seguir por el pueblo coreano y la humanidad progresista del mundo.
Él recibió más de 180 ordenes máximas y medallas de más de 70 países del mundo y las organizaciones internacionales, títulos de ciudadanos honorarios de más de 30 ciudades del mundo, títulos de Profesor y Doctor Honoríficos de más de 20 universidades famosas.
Los jefes de partido, Estado y gobierno y los pueblos progresistas de 169 países del mundo, coreanos en ultramar y surcoreanos dedicaron al Presidente más de 165 mil 920 presentes.
Ahora también, la humanidad progresista del mundo le otorga órdenes, medallas y títulos honorarios y regalos.
Las inmortales hazañas del Presidente serán eternas de siglo en siglo y su gloriosa historia revolucionaria se transmitirá para siempre con la prosperidad de Corea del Songun.

segunda-feira, 7 de julho de 2014

RPDC declara posición de principios para mejorar relaciones íntercoreanas


Pyongyang, 7 de julio (ACNC) -- Con motivo del 20º aniversario del último autógrafo dejado por el Presidente en un documento relativo a la reunificación de la patria, el gobierno de la República Popular Democrática de Corea publicó el día 7 la siguiente declaración:
Hoy en día, la causa de nuestra nación coreana para la reunificación de la patria sufre grandes dificultades y pruebas debido a los siniestros desafíos e impedimentos de las fuerzas internas y externas anti-reunificación.
Partiendo del único deseo de amor a la patria y la nación de vencer las dificultades interpuestas ante nuestra nación en la actualidad, mejorar las relaciones entre el Norte y el Sur de Corea y abrir una nueva coyuntura de viraje en la realización de la reunificación independiente, el gobierno de la RPDC declara como lo siguiente:
El Norte y el Sur deben poner fin al temerario estado hostil y de confrontación y abrir el camino de reconciliación y la unidad.
Actualmente, en la Península Coreana, han llegado a un último extremo la hostilidad y la confrontación, debido a lo cual perdura la situación grave en que tal insignificante palabra y fricción puedan provocar un peligroso conflicto y la derrota nacional.
No deben estar con brazos cruzados ante esta situación trágica que por innecesarios conflictos políticos entre los connacionales, causará una catástrofe de la nación en este periodo importante en que todos los coreanos deben unirlas fuerzas e inteligencias para la causa común de la nación.
Por el destino de la nación, el Norte y el Sur deben abrir el camino de mejoramiento de las relaciones con nuevo punto de vista y posición.
Las autoridades surcoreanas deben tomar la decisión audaz de cambiar la política de confrontación fratricida en la de reconciliación y alianza con el Norte, al abandonar el anacrónico ideal hostil.
Y deben suspender todos los ejercicios de guerra contra la RPDC en contubernio con las fuerzas exteriores, producto concentrado de la política hostil a los connacionales.
Si las autoridades surcoreanas tienen la voluntad sincera de mejorar las relaciones íntercoreanas, deberán respetar y cumplir los acuerdos comunes del Norte y el Sur inclusive la Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, preparadas por las cumbres N-S.
2. El Norte y el Sur deben rechazar la dependencia de las fuerzas foráneas y resolver todos los problemas entre los connacionales.
En cualquiera ocasión, el Norte y el Sur no deben ser víctimas de las fuerzas extranjeras que quieren sacar lucros en la división de nuestro país.
El Norte y el Sur deben resolver todos los problemas entre las connacionales conforme al interés común de la nación partiendo de la posición de dar prioridad, importancia y unidad a la nación.
El Norte y el Sur no deben permitir todas las acciones injustas de las fuerzas extranjeras tendentes a intervenir en los asuntos internos de la nación, y enfrentarse en común a ellas.
La RPDC tomará las manos de cualesquiera personas inclusive las autoridades surcoreanas, si están en la posición de resolver el problema de relaciones íntercoreanas, el de reunificación de la patria, conforme a la aspiración y anhelo de la nación.
3. El Norte y el Sur deben aspirar al racional proyecto de reunificación que es aplaudido por todos los connacionales y garantiza la prosperidad conjunta de la nación.
Se eleva día a día la aspiración y demanda de todos los coreanos de lograr la reunificación según el sistema federal en la realidad de nuestro país, donde existen las ideologías y regímenes diferentes.
En la Declaración Conjunta del 15 de Junio, el Norte y el Sur reconocieron que hay la comunidad entre la propuesta de federación en la etapa baja de la parte Norte y la de confederación de la parte Sur y acordaron dirigirse en el futuro a la reunificación en ese rumbo.
El Norte y el Sur deben promover activamente la coexistencia, la coprosperidad y el interés mutuo al esforzarse por concretar y realizar el proyecto de reunificación a manera de federación y confederación.
4. El Norte y el Sur deben crear el ambiente favorable a la mejora de relaciones.
En la actualidad, crear activamente el ambiente favorable a la reconciliación y la unidad es la premisa imprescindible para mejorar las relaciones íntercoreanas empeoradas al extremo.
Hay que poner punto final primero a la difamación de toda índole que genera el malentendido y la desconfianza.
Hace falta disolver las medidas legales e institucionales que impiden el lazo fraternal íntercoreano y el amor entre los compatriotas y abrir el camino de contacto, viaje, cooperación y diálogo.
Se debe concluir cuanto antes la situación anormal del Sur de Corea donde debido a la campaña de "purga a las fuerzas pro-Norte" se viola la ansiedad de reunificación de diversos estratos y se inculca la concepción hostil anti-RPDC.
Si se realizan las posiciones de principios y las medidas de buena fe de la RPDC arriba mencionadas, se preparará un motivo de viraje en normalizar las empeoradas relaciones íntercoreanas, aliviar la situación de la Península Coreana y lograr la reconciliación y unidad nacionales.
Expresamos la esperanza de que todos los compatriotas apoyen activamente y las autoridades surcoreanas respondan a la posición de principios del gobierno de la RPDC al partir de su noble responsabilidad de abrir el nuevo camino de las relaciones N-S y la reunificación independiente.

Secretariado de CC de FDRP publica memorando


Pyongyang, 7 de julio (ACNC) -- Con motivo del 20º aniversario de la firma autógrafa "Kim Il Sung, el 7 de Julio de 1994" dejada por el Presidente Kim Il Sung en el documento histórico referente a la reunificación de la patria, el Secretariado del Comité Central del Frente Democrático para la Reunificación de la Patria hizo público el día 6 un memorando para transmitir de generación en generación las indelebles hazañas de los grandes hombres del monte Paektu realizadas por la causa de reunificación de la patria.
La nota recuerda la destacada dirección del Presidente sobre la lucha pannacional para prevenir la división perpetua del país y lograr la soberanía y la independencia completa de Corea.
En su Mensaje del Año Nuevo del 37 (1948) de la Era Juche y otros discursos, el Presidente llamó a todo el pueblo del Norte y el Sur a la lucha nacional contra las "elecciones por separado" del imperialismo norteamericano y sus lacayos.
Al buscar la salida de la crisis de la división nacional en la unidad de todas las fuerzas patrióticas del Norte y el Sur, tomó las sucesivas medidas prácticas para este fin.
Por la iniciativa del Presidente, se efectuó en abril de 1948 con solemnidad en Pyongyang la histórica Conferencia Conjunta del Norte y el Sur en medio de la atención y la esperanza de toda la nación.
En la ocasión, el Presidente analizó de modo científico la situación política creada en Corea e indicó una medida trascendental de desarrollar una lucha nacional para construir un Estado reunificado, soberano e independiente y establecer un gobierno unificado en el principio democrático.
Gracias a su dinámica dirección, en toda la extensión del Norte y el Sur se desarrollaron las elecciones generales para establecer el gobierno unificado y a base de ellas, fue proclamada el 9 de septiembre de 1948 a todo el mundo la fundación de la República Popular Democrática de Corea.
Después de fundarla, el Presidente dirigió la lucha por constituir el Frente Democrático para la Reunificación de la Patria que abarca todos los partidos políticos patrióticos y las entidades sociales del Norte y el Sur.
En junio de 1949, bajo la presencia del Presidente tuvo lugar en esta capital la conferencia de constitución del FDRP con la participación de los delegados de los 71 partidos políticos y entidades sociales.
Conforme a tales condiciones dadas, el Presidente dedicó grandes esfuerzos a movilizar a toda la nación coreana en la lucha por frustrar las maniobras del imperialismo norteamericano y los títeres surcoreanos tendentes a provocar una nueva guerra y realizar por vía pacífica la integración territorial.
Él orientó sabiamente la campaña pannacional para activar el ambiente de la reunificación independiente y pacífica de la patria.
En el informe presentado ante el acto por el 10º aniversario de la liberación del 15 de agosto de 1955 y el otro presentado ante el III Congreso del Partido del Trabajo de Corea, convocado en abril de 1956, y otras obras, indicó claramente la orientación de reunificación independiente y pacífica.
Al considerar la estabilización de vida de los habitantes surcoreanos como un problema importante para realizar la reunificación pacífica de la patria, hizo ayudarles con el caluroso amor fraternal.
En mayo de 1961, hizo constituir el Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria, así que se preparó la poderosa fuerza motriz de la lucha por la empresa coreana.
En el IV Congreso del PTC efectuado en septiembre de 1961, dijo que el pueblo coreano debía realizar la reunificación pacífica de manera independiente.
Al dar gran importancia a la preparación de las fuerzas necesarias a esta empresa, condujo con dinamismo la lucha por llevarla a cabo.
En el VIII Pleno del IV Período del Comité Central del PTC, efectuado en febrero de 1964, presentó la orientación de consolidar por todos los medios las tres fuerzas revolucionarias, o sea, las de la RPDC, las del Sur de Corea y las internacionales para realizar la reunificación de la patria.
El 3 de mayo de 1972, se reunió con el delegado surcoreano quien vino a Pyongyang para participar en las conversaciones políticas de alto rango N-S, ocasión en la cual aclaró los Tres Principios de la Reunificación de la Patria.
El 4 de julio de 1972, en Pyongyang y Seúl se publicó a la vez la Declaración Conjunta Norte-Sur atrayendo gran atención de toda la nación coreana y el resto del mundo.
El Presidente dirigió sabiamente las labores para ponerla en práctica a fin de impedir la división perpetua de la nación y llevar a una nueva etapa el movimiento por la reunificación de Corea.
En el histórico VI Congreso del Partido del Trabajo de Corea, celebrado en octubre de 1980, presentó el Proyecto de la Fundación de la República Federal Democrática de Coryo y abrió una buena perspectiva por la reunificación independiente y pacífica de la patria dirigiendo sabiamente la lucha por realizarlo.
Cuando las relaciones íntercoreanas se encontraban en la crisis debido al brutal alboroto nuclear de los imperialistas norteamericanos, el Presidente convirtió con su audacia incomparable la situación en la favorable y llevó adelante el movimiento por la reintegración territorial del país.
En el quinto período de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema, efectuado en abril de 1993, proclamó a todo el mundo el "Programa de diez puntos de la gran unidad pannacional para la reunificación de la patria" y abrió una nueva era para la gran unidad nacional.
El 7 de julio de 1994, dejó su último autógrafo de vida "Kim Il Sung, el 7 de julio de 1994" reflejando el alma de toda la nación y previendo el día de reunificación de la patria.
La nota enumera que el Dirigente Kim Jong Il hizo todo lo posible por glorificar generación tras generación las imborrables proezas del Presidente por la reunificación de la patria.
Gracias a la enérgica guía del Dirigente, la lápida con ese autógrafo del Presidente dejado en el documento histórico el 7 de julio de 1994 se ha levantado magníficamente en Phanmunjom como monumento para transmitir las proezas del Presidente por la reunificación.
El 4 de agosto de 1997, el Dirigente publicó la obra maestra "Materialicemos de modo consecuente el legado del gran Líder, camarada Kim Il Sung, para la reunificación de la Patria". En la obra sintetizó globalmente las hazañas del Presidente por la reintegración territorial del país y formuló como Tres Cartas para la Reunificación de la Patria los Tres Principios de la Reunificación de la Patria, el Programa de Diez Puntos de la Gran Unidad Pannacional y el Proyecto de la Fundación de la República Federal Democrática de Coryo.
El Dirigente abrió la era de reunificación independiente del 15 de Junio, lo cual es su más relevante proeza realizada ante la patria y la nación.
En junio de 2000, se realizó en Pyongyang la Cumbre Norte-Sur por primera vez en la división nacional de 55 años, ocasión en la cual se publicó la histórica Declaración Conjunta Norte-Sur del 15 de Junio.
El 4 de octubre de 2007, fue aprobada la histórica "Declaración para el Desarrollo de Relaciones Norte-Sur, la Paz y la Prosperidad" conmoviendo a toda la nación y todo el mundo.
Por último, el documento narra que hoy día, la causa de la nación coreana por la reunificación de la patria continúa ininterrumpidamente por la destacada y probada dirección del Mariscal Kim Jong Un.
En las obras del Mariscal como "Llevemos a feliz término la causa revolucionaria del Juche enalteciendo al gran camarada Kim Jong Il como eterno Secretario General de nuestro Partido" y "Hagamos perpetuas la gran idea revolucionaria de Songun del compañero Kim Jong Il y sus hazañas" están reflejadas su férrea convicción y voluntad de lograr sin falta la histórica empresa nacional en acato al noble propósito de los grandes hombres sin iguales del monte Paektu.
El Mariscal presentó la nueva línea de desarrollo simultáneo de la construcción económica y la de fuerzas armadas nucleares para fortalecer la capacidad de autodefensa nacional basada en las fuerzas armadas nucleares preparadas por el Dirigente. De esta manera, preparó la firme base para rechazar la dominación y la intervención de las fuerzas extranjeras y reunificar la patria de manera independiente y por vía pacífica.
El discurso del Mariscal pronunciado en abril de 2012 en el desfile militar en celebración del centenario del natalicio del Presidente Kim Il Sung estimuló a toda la nación y le infundió la gran esperanza y optimismo sobre el futuro de la patria reunificada.
La propuesta especial del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea, recién enviada a las autoridades surcoreanas, acapara gran apoyo y simpatía del interior y el exterior, porque refleja la aspiración nacional de mejorar las relaciones íntercoreanas en la fase catastrófica, eliminar el estado de enfrentamiento y realizar cuanto antes la reunificación de la patria, anhelo de la nación.
La nota llama a todos los integrantes de la nación en el Norte, el Sur y en ultramar a dinamizar la lucha pannacional por materializar los legados de los grandes Generalísimos en materia de la reunificación de la patria bajo la sabia orientación del Mariscal Kim Jong Un.

terça-feira, 1 de julho de 2014

EE.UU. debe abandonar su política hostil anti-RPDC, insiste Rodong Sinmun


Pyongyang, 1 de julio (ACNC) -- Quienes desean de veras la paz y la seguridad de la Península Coreana deben ver correctamente la esencia del problema y portarse bien.
Así inicia el diario Rodong Sinmun en un artículo individual y continúa:
Los especialistas en asuntos internacionales de algunos países hablan como si la situación de la Península Coreana fuera tensa debido a las armas nucleares de la República Popular Democrática de Corea, lo que es una teoría tan bandidesca como la insistencia de Estados Unidos.
Hasta la fecha en que se cumplirán 61 años del cese de fuego de la guerra coreana, no reina la paz en la Península Coreana debido a la anacrónica y obstinada política hostil de EE.UU. contra la RPDC.
La desnuclearización de la Península Coreana es el legado de los Generalísimo Kim Il Sung y Kim Jong Il y la tarea política a ser materializada estrictamente por la RPDC.
Será realizada sólo cuando EE.UU. abandone su política hostil anti-RPDC y será liquidada totalmente la amenaza nuclear del exterior a la RPDC.
Hoy día, en la Península Coreana está creada una situación tan peligrosa como nadie sabe cuándo estallaría la guerra nuclear, debido a las maniobras de EE.UU. destinadas a aplastar la RPDC.
Bajo tal condición, es natural que la RPDC no abandone la fuerza física, o sea, las armas nucleares capaces de prevenir la guerra nuclear.
Las fuerzas disuasivas nucleares de la RPDC no son regateo político ni mercancía económica sino un medio omnipotente para defender la soberanía del país y la dignidad de la nación.
En renunciar EE.UU. su política hostil y cesar su amenaza nuclear contra la RPDC, reside el método fundamental para realizar la desnuclearización de la Península Coreana y la preservación de la paz.

CDN envía propuesta especial a autoridades surcoreanas


Pyongyang, 30 de junio (ACNC) -- El Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea envió el día 30 a las autoridades surcoreanas la siguiente propuesta especial:
Debido a la prolongación del congelamiento de relaciones íntercoreanas, se hace cada día más sentida la división del territorio nacional y llegan a la fase insoslayable los lamentos de toda la nación que desea la reunificación de la patria.
Hoy día, se violan flagrantemente los Tres Principios de la Reunificación de la Patria y hasta el noble espíritu de "Entre nosotros, los connacionales", comprometidos ante la nación por ambas partes.
En acato al noble propósito del patriota sin igual de corregir lo más pronto posible esa realidad dolorosa y trágica, hemos enviado la propuesta importante y el mensaje abierto a las autoridades, partidos políticos y entidades sociales de la parte Sur que respondió con frialdad.
Se convierte en papel mojado hasta el acuerdo valioso alcanzado en el contacto de alto nivel Norte-Sur, preparado difícilmente en febrero pasado.
La responsabilidad de ello la tienen todos los integrantes de la nación coreana que siendo dueños de sus propios destinos, deben reparar esa realidad.
Pero, la mayor responsabilidad recae sobre las autoridades surcoreanas que enfrascadas sólo en el enfrentamiento, vinieron abusando del problema de reunificación presentando injusta "insistencia" y "declaración" sin hacer caso de las agravantes relaciones íntercoreanas.
A pesar de todo, se alzan las voces de las masas populares de distintos sectores que desean la mejora de vínculos íntercoreanos y se hacen infrenable tendencia de la época la demanda y aspiración de toda la nación a abrir la nueva coyuntura de reconciliación, cooperación y reunificación pacífica.
Tal fervor presente a lo largo del territorio nacional crece a medida que se acercan el 42º aniversario de publicación de la Declaración Conjunta del 4 de Julio y el 7 de julio en que se cumple el 20º aniversario de la última firma dejada por el Presidente Kim Il Sung, salvador de la nación y gran veterano político, al pie del histórico documento sobre la Cumbre Norte-Sur.
Además, se hablan ahora de los programas de contactos políticos y de trabajo sobre la reconciliación y la cooperación N-S, previstos a partir de julio.
Recogiendo el anhelo y la opinión de toda la nación, el Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea propone especialmente los siguientes puntos con la firme decisión de abrir la nueva coyuntura trascendental de la mejora de relaciones íntercoreanas manteniendo los tres principios de la independencia, la paz y la gran unidad nacional y ateniéndose al espíritu de "Entre nosotros, los connacionales".
1. Comprometamos de nuevo a la nación a resolver todos los problemas surgidos entre ambas partes coreanas manteniendo invariablemente y ateniéndose al principio de la independencia.
El principio de la independencia es uno de los fundamentales de reunificación de la patria, prometidos a la nación reflejando la aspiración y la demanda de toda la nación.
Este principio demanda resolver con fuerzas propias el problema de reunificación y todos los demás pendientes entre ambas partes coreanas en el principio de dar importancia y prioridad a la nación coreana y sin dependerse de las fuerzas extranjeras ni tolerar su intervención.
Según ese principio, hemos logrado el acuerdo N-S sobre la reconciliación, la cooperación y la no agresión y aprobado la histórica Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre.
Por lo tanto, proponemos comprometer una vez más a toda la nación, con motivo del 42º aniversario de la aprobación de la Declaración Conjunta del 4 de Julio, a mantener y ejecutar cabalmente todas las declaraciones aprobadas entre ambas partes coreanas en el principio de la independencia.
Al mismo tiempo, demandamos revocar todas las "insistencias" y "declaraciones" injustas que contravienen al principio de la independencia y cancelar todos los sistemas de cooperación que perjudican los intereses de los connacionales.
Aconsejamos con cortesía que no recurran a los actos inútiles como cuestionar, adhiriéndose a las fuerzas foráneas, el disuasivo nuclear de la RPDC, valioso patrimonio común de la nación, y calumniar la línea de impulsar paralelamente la construcción económica y la de fuerzas armadas nucleares.
Por inmediato, exhortamos a tomar la decisión política de parar totalmente desde la 00:00 del 4 de julio las difamaciones y calumnias de toda índole y los complots y la campaña psicológica sobre la contraparte, conforme al acuerdo hecho en febrero pasado en el contacto de alto nivel de ambas partes partiendo de la posición de dar importancia y prioridad a la nación según el principio de la independencia.
En lo tocante a nuestra parte, estamos preparados para cumplir en un instante el acuerdo de febrero como ya hemos aclarado.
2. Demostremos a toda la nación y al mundo la decisión rotunda de parar todas las acciones militares hostiles que lleven las relaciones íntercoreanas al borde de la guerra y crear el ambiente de paz en el principio de la reunificación pacífica.
El principio de la reunificación pacífica es el principal de la reunificación de la patria que refleja el deseo de toda la nación amante de la paz antibélica.
En este principio está encarnado el espíritu patriótico de defender el terreno de existencia de los coreanos desde la calamidad de guerra y garantizar la prosperidad común de la nación.
Hemos venido insistiendo invariablemente en resolver todos los problemas pendientes entre el Norte y el Sur no con el acto hostil militar sino con el método pacífico según el dicho principio.
Es porque por muy complicados que sean dichos problemas, son los internos de la nación coreana a ser resueltos por los connacionales que vivirán en armonía en un territorio reunificado
Aprovechando esta oportunidad proponemos otra vez a las autoridades surcoreanas aclarar su sincera posición en cuanto al aseguramiento de la paz del país con cesar desde la hora cero del 4 de julio todos los actos hostiles militares que se libran sin descanso ni un día en todas las líneas de enfrentamiento incluyendo las aguas más cadentes del Mar Oeste de Corea.
En esta propuesta se incluyen los actos de intrusión marítima que en estos días los buques de las fuerzas navales del Sur de Corea amplían escalonadamente y el problema del cese de disparo de fusiles y cañones que se lanza frecuentemente en las aguas alrededores de las 5 islas.
Igualmente demandamos poner punto final a los actos de chantaje y amenaza a sus connacionales introduciendo en el Sur de Corea y su contorno los bombarderos estratégicos cargados de bombas nucleares, los portaaviones nucleares y otros medios de ataque nuclear de EE.UU. y dejar en el acto el plan de los ejercicios militares conjuntos Ulji Freedom Guardian que se librarán junto con las tropas norteamericanas en próximo agosto para preparar el ambiente previo de varios intercambios y contactos que se dinamizarán entre ambas partes incluyendo los Juegos Asiáticos en Inchon.
Es porque este simulacro de guerra agresiva se desarrolla contra la RPDC siempre bajo el pretexto del "anual y defensiva" llevando al borde de la guerra la situación de la Península Coreana.
Tales ejercicios devienen la más abierta y brutal violación al principio de la reunificación de la patria en que el Norte y el Sur firmaron resolver todos los problemas pendientes entre amabas partes no con el ejercicio de las fuerzas armadas sino con el método pacífico.
Ya declaramos que si la parte sureña aprecia tanto los ejercicios conjuntos con EE.UU., los haga en una región o una zona marítima fuera del territorio de la Península Coreana.
Últimamente muchos países vecinos nos proponen desarrollar el simulacro conjunto, pero el Ejército Popular de Corea no lo aceptará ni lo librará junto con los ejércitos de otros países en el cielo, el mar y el territorio jurisdiccionales de la parte norte de la República.
3. Tomemos las medidas reales para preparar el nuevo período de reconciliación, cooperación y prosperidad nacional según el ideal de "Entres nosotros, los connacionales" y en el principio de gran unidad nacional.
La unidad es el modo de existencia de la nación y sirve de la dinámica en la mejora de relaciones N-S.
La nación está por encima de la idea, el ideal y el régimen.
Si se une según el ideal de "Entre nosotros, los connacionales" y en el principio de gran unidad nacional superando todas las diferencias de ambas partes, la reunificación se logrará con rapidez.
Nuestra nación tiene el destino fatal de arruinarse si está dividida y prosperar cuando esté unida.
Con motivo del 20º aniversario de la última firma dejada el 7 de julio de 1994, último período de su gran vida, por el Presidente Kim Il Sung, salvador de la nación coreana, al pie del documento histórico relacionado con la Cumbre N-S, proponemos tomar las medidas reales para preparar el nuevo período de reconciliación y cooperación.
Ante todo, las autoridades surcoreanas deben declarar que no mezclarán sus malsanas intenciones políticas en la reconciliación y la cooperación.
La reconciliación y la cooperación entre los compatriotas deben ser garantizadas con acciones sinceras que ayuden de veras a los nacionales.
Resulta absurdo tratar de usar la reconciliación y la cooperación signadas de fraternidad como disfraz para ocultar el intento de "derrocar el régimen" de la contraparte y lograr la "unificación mediante la absorción".
Sería crimen antinacional más grave si uno desatiende la sinceridad sobre la reconciliación y la cooperación y las impide apartándose de la posición fraternal conveniente al principio de gran unidad nacional.
Las autoridades surcoreanas no deben malemplear el paso, la admisión aduanera y la comunicación en la Zona Industrial de Kaesong.
En mantener el ideal de "Entre nosotros, los connacionales" y el principio de gran unidad nacional está la posibilidad de abrir la fase trascendental de la mejora de relaciones íntercoreanas.
Las autoridades surcoreanas deben volverse en sí.
No deberán ver a los connacionales con el erróneo punto de vista inculcado por las fuerzas extranjeras ni tratar las relaciones N-S con el hábito de servir y someterse a las potencias.
Deben tener presente que cuando se pongan en la posición de dar prioridad a la nación que a las fuerzas extranjeras y apreciar más la cooperación nacional que la internacional, podrán abrir la ruta de la reunificación de la patria, la paz y la prosperidad.
Todos los coreanos del Norte, el Sur y en ultramar deben levantarse con más energía para que no dure más la avergonzada y trágica historia de división que sufre únicamente la nación coreana, esto es la posición de nuestra parte.
Tanto la prosperidad o la decadencia del país como la existencia y el arruinamiento de la nación dependen de las decisiones del Norte y el Sur de Corea.
Las autoridades surcoreanas deben dar gran paso adelante hacia el nuevo futuro con la audaz decisión política y la voluntad de separarse del pasado ignominioso, en correspondencia a nuestra propuesta especial.
No deben olvidar que el julio decisivo observará el movimiento de las autoridades surcoreanas. -