sábado, 16 de junho de 2012

ALTO A LAS PROVOCACIONES DE COREA DEL SUR Y DE ESTADOS UNIDOS


El viernes 15 se cumplió el 12 Aniversario de la histórica Declaración Conjunta Norte – Sur realizada el 15 de junio del 2000, por el c. Kim Jong Il Líder y Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y el Presidente Kim Dae Jung, presidente de Surcorea en la que acuerdan pasos concretos hacia el objetivo de lograr la reunificación de la península coreana.
En el marco de esta declaración se unieron las cortadas vías férreas, carreteras y rutas aéreas y marítimas ente el Norte y el Sur y se produjo una gran apertura en la muralla que divide artificialmente ambas partes. Se llevaron a cabo negociaciones políticas y militares de alto nivel y más de 20 conversaciones ministeriales, llegando a consenso en muchos asuntos comunes de la nación.
En Kaesong, ciudad adyacente a la Línea de Demarcación Militar y que era, según decían, símbolo de la división de Corea, fue establecida una zona industrial como expresión legitima de la colaboración y el intercambio económicos entre coreanos. Fue abierto el camino para el viaje de los surcoreanos por el Kumgang, famoso monte de categoría mundial, en la Zona Norte.
Hubo sucesivos encuentros de familiares y parientes separados en el Norte y el Sur. Los deportistas del Norte y el Sur participantes en los Juegos Olímpicos de Sydney y otros juegos internacionales entraron juntos, mano a mano, a los estadios, lo cual conmovió al público y evidenció que los coreanos del norte y el sur tienen la misma lengua, sangre y cultura, y son de una misma nación que ha imperativamente ha de ser reunificada.
Sin embargo, desde que el conservador Lee Myung-bak nacido en Japón, llegó a la Presidencia de Corea del Sur en febrero del año pasado, su Gobierno se ha caracterizado por su alineamiento con Estados Unidos y una línea dura hacia la RPDC. Durante este gobierno se ha echado por tierra todos los avances en materia de reconciliación y reunificación, muy por el contrario ha intensificado su política de provocación y agresión a la parte norte de la patria coreana ahondando la división que se mantiene desde agosto de 1945.
La camarilla de Lee Myung Bak siguiendo su política guerrerita y antireunificacion realiza anualmente maniobras militares conjuntas con Estados Unidos y Japón, fabrica calumnias, como el hundimiento de la Corbeta “Cheonan” y el incidente fuego de la isla Yonpyong, realizado y provocados por ellos mismos.
En el colmo de su actitud fratricida, la camarilla del traidor Lee Myung Bak instigó a sus esbirros bribones del ejército títere surcoreano a colocar en los campos de entrenamiento en distintas partes del Sur de Corea, como Yangju y la ciudad de Inchon, en la provincia de Kyonggi, consignas y otros materiales de propaganda que calumnian al sistema socialista de la República Popular Democrática de Corea y cometen la imperdonable locura de disparar sobre blancos que ofenden su dignidad.
Asimismo buscando la impunidad de la dictadura militar de Chun Doo Hwan que cometió genocidio en Kwangju asesinando a mas de 3,000 personas, quemaron cuerpos, destruyeron registros, arrestaron y torturaron miles de patriotas y demócratas, con el soporte de Estados Unidos, continúan difamando a la RPDC a nivel internacional que ese genocidio contra el levantamiento popular de Kwangju fue obra de “comandos del norte”.
Mostrando su verdadera faz contrario al interés del pueblo coreano el traidor Lee Myung Bak declaró en Berlín su “intención de invitar” al Líder de la RPDC c. Kim Jong Il a la Cumbre de Seguridad Nuclear de 2012 en Seúl, en la que participarán unos 50 líderes mundiales, si se compromete a su desarme nuclear y además se responsabilice por el hundimiento en marzo de 2010 de una de sus corbetas, en la que murieron 46 marineros, y por el ataque a la isla fronteriza de Yeonpyeong el pasado noviembre, en el que fallecieron cuatro surcoreanos. Hechos como ya han sido demostrados internacionalmente fueron ejecutados y provocados por ellos mismos, con el objetivo de crear condiciones para aislar e invadir la patria socialista...
Ante estas campañas de ataques y tergiversaciones de los vende patria dirigido por el traidor Lee Myung Bak y ante su postura contraria a la unidad y la paz de estos títeres de Estados Unidos, el Comité de Defensa Nacional de la RPDC dirigido por su Presidente el c. Kim Jong Il antes de su fallecimiento declaró lo siguiente posición de principios:
1.- El Ejército y pueblo de la RPDC no tratarán nunca más con la banda del traidor Lee Myung Bak.
2.- Entrar en la ofensiva general pannacional para poner punto final a la campaña de enfrentamiento anti – RPDC de la camarilla del traidor Lee Myung Bak. Esta ofensiva del ejercito y pueblo será implacable.
La corriente actual demostrará que una verdadera oleada de democratización se levantará en el mismo bastión de la camarilla del traidor.
3.- El pueblo y ejército tomaron las medidas de acción frente a la campaña conflictiva de la camarilla del traidor.
El Comité de Solidaridad con los Pueblos, concientes de que la paz y la seguridad de la península coreana son a la vez la del mundo entero, apoya con firmeza la Declaración del CDN de la RPDC y rechaza la actitud hostil y fratricida del gobierno de Corea del Sur.
Asimismo apoya militantemente la lucha del pueblo coreano por lograr a la brevedad la Reunificación Independiente y Pacifica de la patria coreana.

Lima, Perú Junio de 2012

¡VIVA LA PAZ EN LA PENINSULA COREANA
FUERA ESTADOS UNIDOS DE COREA DEL SUR
POR LA DESNUCLEARIZACION DEL MUNDO

POR EL COMITÉ DE APOYO Y SOLIDARIDAD CON LOS PUEBLOS

ELEAZAR RAMOS LOARTE
COMISION DE PRENSA.

quarta-feira, 13 de junho de 2012

Kim Jong Un publica tesis dedicada al 100º Día del Sol


Pyongyang, 12 de junio (ACNC) -- En ocasión del centenario del natalicio del Presidente Kim Il Sung, el Máximo Dirigente Kim Jong Un hizo pública el 20 de abril la tesis "El gran camarada Kim Il Sung es el líder eterno de nuestro partido y pueblo".
En su tesis, Kim Jong Un subrayó que los recientes festejos del centenario del natalicio del Presidente fueron la expresión de profunda veneración y noble obligación moral del pueblo coreano hacia él y un gran festival político en que toda la humanidad elogió la historia centenaria de la Corea del Juche.
Abajo sigue el texto detallado de la tesis:
El pueblo coreano tuvo la gloria y orgullo más grandes y aseguró la felicidad de todas las generaciones venideras, al enaltecer como eterno líder al camarada Kim Il Sung, respetado por toda la nación y el mundo entero.
El camarada Kim Il Sung es el más destacado líder y Gran Hombre sin par del siglo XX.
No hubo otro líder, patriota y revolucionario tan extraordinario como él que coronó el siglo XX como el de victoria de la causa de independencia antiimperialista y la socialista bajo el apoyo y la confianza absoluta del pueblo que ganaba como reconocimiento a su idea y dirección extraordinarias y nobles virtudes durante largo tiempo desde a la edad tierna de diez y tantos años hasta a la edad avanzada de 80 años.
Toda su vida fue la noble de líder popular que tomó como máxima de vida el ideario Iminwichon (el pueblo es cielo) y lo hizo realidad materializándolo en sus pensamientos y dirección.
Cuando el camarada Kim Il Sung fue enaltecido como líder, comenzó la nueva época de la historia, la del Juche, en que las masas populares, que antes estuvieron al margen de la historia, forjan su destino por cuenta propia poniéndose en el centro de la época y la historia.
Constituye un evento histórico digno de registrarse en letras mayúsculas en la historia de pensamientos de la humanidad y de lucha revolucionaria de las masas populares el hecho de que él haya levantado por primera vez la bandera de independencia y la haya definido como principio y modo de la revolución.
Desarrolló sin cesar en el principio de independencia también las relaciones con los partidos y Estados de otros países.
Él fue invencible general de acero y genio militar que allanó el camino de la revolución coreana y la condujo a la victoria con las fuerzas armadas.
Por haber derrotado con ventajas ideo-políticas y estratégico-tácticas a los enemigos imperialistas superiores en lo número y técnico en la pasada Guerra Revolucionaria Antijaponesa y la Guerra de Liberación de la Patria, todo el mundo veneraba muchísimo y confiaba en él llamándolo como general de acero, extraordinario estratega militar y símbolo de victoria en la lucha antiimperialista.
Ese gran hombre no tenía parangón tanto en las cualidades de revolucionario como en las virtudes humanas.
Durante largo tiempo desde el inicio de sus actividades revolucionarias, pensó únicamente en la revolución y dedicó todo lo suyo por el triunfo de ella resistiendo todas las tristezas y amarguras que pueda sufrir el hombre.
Durante su larga carrera de revolucionario, se responsabilizaba y protegía hasta el final el destino y el futuro de todos que se hicieron sus camaradas.
Y depositaba gran confianza y dispensaba inmensas benevolencias a decenas de miles de soldados revolucionarios.
También trataba y atendía cordialmente al pueblo dando pruebas de su humanidad, modestia y franqueza.
Abrazaba en su regazo y depositaba confianza en cualesquiera que amaran el país y la nación presentándolos como compañeros eternos en la causa por la patria y la nación.
El Presidente Kim Il Sung, que tenía profunda y amplia humanidad, trabó estrecha amistad con los líderes del partido y el Estado, las renombradas personalidades del círculo político, el social y el académico de varios países del mundo que aspiraban a la independencia.
Nuestro Presidente fue el que tenía más camaradas y amigos en este mundo.
Él es eterno líder del Partido del Trabajo de Corea y el pueblo coreano y el Sol del Juche que sentó la eterna piedra angular para el avance victorioso y el cumplimiento de la causa revolucionaria del Juche.
El camarada Kim Il Sung abrió la nueva era de la revolución jucheana al concebir la gran idea Juche y en virtud de ella, condujo a la victoria fulminante la revolución social de varias etapas y realizó inmortales hazañas en todas las ramas de la revolución y la construcción.
Gracias al PTC, partido revolucionario del tipo Juche, al verdadero poder del pueblo de la República Popular Democrática de Corea y al invencible Ejército Popular de Corea, fundados y desarrollados por el Presidente, y al pueblo coreano formado por él como el fuerte en idea y convicción, la revolución coreana avanza hoy, al igual que en el siglo pasado, creando milagros de la historia en todos los sectores de la construcción socialista superando las dificultades y pruebas inimaginables.
La unidad monolítica de todo el partido, todo el ejército y todo el pueblo en torno al líder, garantiza hoy día la estabilidad política y la solidez del Estado y la sociedad de Corea y sirve de potente motor en la defensa de la patria socialista, la revolución y la construcción.
El camarada Kim Il Sung resolvió perfectamente el problema de sucesión de la causa revolucionaria preparando así la garantía de continuar victoriosamente de siglo en siglo y generación tras generación la causa revolucionaria del Juche.
Tomando la reunificación de la patria como suprema causa patriótica de la nación, trabajó con todo su empeño por el fortalecimiento y el desarrollo del movimiento por la reintegración territorial y acumuló así preciosas proezas en las labores para realizar ese anhelo de la nación.
Levantando en alto la bandera de independencia y la de justicia internacional, trabajó activamente para frustrar las acciones dominacionistas de los reaccionarios imperialistas, intensificar y desarrollar el movimiento socialista mundial, lograr la victoria de la causa de independencia antiimperialista, establecer independientes y equitativas relaciones internacionales y alcanzar la paz y la seguridad del mundo.
El Presidente Kim Il Sung vive siempre como Sol del Juche y la primera centuria de la Corea del Juche brilla con su nombre gracias al Dirigente Kim Jong Il quien defendió con firmeza la ideología y la causa del primero y condujo sabiamente la lucha por cumplirlas.
Kim Jong Il fue el camarada revolucionario y compañero de armas más íntimo y más fiel al Presidente.
Él enalteció al Presidente tomando como misión de toda su vida defender y glorificar la idea y la causa del segundo.
Al definir la idea revolucionaria del Presidente como el Kimilsungismo y presentar la transformación de toda la sociedad según ese pensamiento como máximo programa del Partido del Trabajo de Corea y la revolución coreana, el Dirigente registró un viraje revolucionario en el cumplimiento de la causa revolucionaria del Juche.
El Dirigente hizo enaltecer al Presidente como eterno líder del PTC y el pueblo y eterno Presidente de la República Popular Democrática de Corea y llamó a todo el partido, todo el ejército y todo el pueblo a materializar el legado del Presidente tomándolo por el programa del Partido.
Él defendió la dignidad y los supremos intereses de la patria y la nación e hizo brillar la patria socialista del Juche como una potencia socialista invicta basándose en las poderosas fuerzas armadas y sosteniendo en alto la bandera del Songun.
En pleno acato al legado del Presidente, el Dirigente abrió con su enérgica guía la era de reunificación del 15 de Junio y una nueva coyuntura en el desarrollo de las relaciones exteriores.
La historia de la nación de Kim Il Sung y la Corea de Kim Jong Il es la trayectoria gloriosa en que la revolución coreana dio su primer paso en el Paektu y vino triunfando hasta la fecha, y la senda de victoria eterna y prosperidad de la patria que debemos seguir emprendiendo por la victoria final.
Le corresponden al partido y al pueblo el deber revolucionario y la noble obligación moral de enaltecer siempre al camarada Kim Il Sung y al camarada Kim Jong Il y continuar generación tras generación la causa revolucionaria del Juche, legada por ellos, hasta su feliz término.
Deben defender y glorificar la idea y las hazañas del Presidente y el Dirigente guardando en lo profundo del corazón la invariable fe de que el camarada Kim Il Sung y el camarada Kim Jong Il viven siempre en nosotros.
Hay que impulsar la revolución y la construcción según los requerimientos de Kimilsungismo-Kimjongilismo tomando esta doctrina como única y eterna idea directiva de la revolución.
Es preciso continuar íntegramente la idea y las hazañas del Presidente y el Dirigente en la construcción del partido, el Estado y las fuerzas armadas revolucionarias y cumplir esta tarea a la manera de ellos.
En todas las ramas y unidades, deben llevar a la realidad lo que se proponían y deseaban en su vida el Presidente y el Dirigente, al conservar y transmitir bien sus huellas de dirección registradas en sus centros de trabajo y cumplir cabalmente sus legados.
En continuación de la idea y hazañas de ellos en materia de construcción de la autóctona cultura, hay que hacer más ventajosa y vital la cultura socialista al estilo nuestro.
Según el noble propósito patriótico y legados del Presidente y el Dirigente, se debe cumplir sin falta la histórica causa de reunificación de la patria, ampliar y desarrollar las relaciones exteriores del país bajo el ideal de independencia, paz y amistad y contribuir activamente a la causa de verificación de la independencia en el mundo entero.
El PTC, el ejército y el pueblo de Corea llevarán a feliz término la causa revolucionaria del Juche continuando con fidelidad la idea y la causa del camarada Kim Il Sung y el camarada Kim Jong Il bajo la bandera de Kimilsungismo-Kimjongilismo.

segunda-feira, 11 de junho de 2012

Inmutable bandera de la reunificación de Corea


En junio de 2000, a los 55 años de dividida la nación, se efectuó la primera cumbre del Norte y el Sur y se aprobó la Declaración Conjunta del 15 de junio, un jalón en el camino de la reunificación, lo que fue un acontecimiento de importancia trascendental en el movimiento de la reunificación.
En virtud de ella, se activaron negociaciones, cooperación e intercâmbios en todos los terrenos político, económico, militar y cultural y se conectaron vías férreas y carreteras que se habían cortado. Se inauguró la “época de la reunificación iniciada el 15 de junio”. En 2007, se aprobó un programa para llevar a cabo esa Declaración, que es la Declaración del 4 de octubre.
Pero con la toma del poder por las fuerzas derchistas extremistas em enero de 2008 en el Sur de Corea, todos esos esfuerzas se abortaron. Desde el mismo día de su mandato la banda de Ri Myong Bak comenzó a negar e invalidar todo lo acordado entre ambas partes, llevando las relaciones de las dos partes a un estado de catástrofe total. Por se acuerdos con SUS antecedentes “gobiernos”, dijo que “no tienen validez y ella no está obligada a cumplirlos”, que “hace falta su revisión total” y que “de ninguna manera se reunifica con el método del 15 de junio”. Ha lllegado incluso a hablar abiertamente que “su objetivo final es reunificar bajo el régimen de democracia liberal al estilo surcoreano”, y en citas internacionales se esfuerza para borrar en documentos frases referentes a dichas declaraciones.
Tan pronto como se ha hecho inquilino de la Casa Azul, trató de desintegrar el ministerio de reunificación que tiene decenas de años de existencia, pero tropezó con fuertes repulsas del pueblo y acabó por reducir drásticamente sus atributos, y esto cambiando su personal con conservadores ultraderechistas antirreunificación, y recientemente, para el colmo, coloco en el cargo de su ministo al sujeto que había propuesto la eliminación de esa institución. Resultó, pues, ese ministerio, no un mecanismo para la reunificación, sino otro de enfentamiento que suscita discordias y recelos.
Ignorando el acuerdo entre ambas partes de no calumniarse ni detractarse y de no intervenirse en asuntos internos, esparce volantes y transmite emisiones dirigidas a desacreditar al Norte, llegando al extremo de hablar de darle “El primer golpe”.

Con el paso del tiempo recrudece el enfrentamiento entre el Norte y el Sur, sus relaciones han vuelto a empeorar como antes del 15 de junio, y ya no hay manera ni esperanza de controlarlo.
La banda de Ri Myong Bak ha dejado a un lado el mejoramiento de las relaciones con sus compatriotas del Norte, dando la primerísima importancia a fortalecer la alianza con Estados Unidos.
La división de Corea no es por una contradicción ni una hostilidad internas de la nación, sino por la diferencia de intereses de fuerzas extranjeras, incluido EE. UU., que es el principal obstáculo para su reintegración. Claro está, pues, que ambas partes, unidas, deben esforzarse conjuntamente para reunificarse. De ahí que se aprobaran la Declaración Conjunta del 15 de junio y la Declaración del 4 de octubre, que reflejan el ideal de “entre nosotros, connacionales”.
La sociedad internacional desea que el Norte y el Sur de Corea respeten en todo momento la idea “entre nosotros, connacionales” espíritu fundamental de la Declaración Conjunta del 15 de Junio. Para reunificar Corea no hay outra alternativa que verificar esa Declaración.

segunda-feira, 4 de junho de 2012

Banda surcoreana debe tomar última opción: Estado Mayor General de EPC


Pyongyang(ACNC) -- El Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea envió el día 4 a la banda de traidores surcoreanos el siguiente ultimátum abierto:
Ahora, en Pyongyang, capital de la revolución coreana, tienen lugar solemnemente los festejos del 66º aniversario de la fundación de la Organización de Niños de Corea.
Ese gran festival político de la infancia no tiene precedentes en la historia de la nación coreana ni en los largos anales de la humanidad.
Llega a 20 mil el número de los delegados invitados a esta capital que provienen de todos los confines del país, inclusive los recónditos poblados montañosos y los islotes apartados.
Es que el Comandante Supremo del EPC Kim Jong Un continúa íntegramente las nobles concepciones de las generaciones venideras y el futuro del Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il quienes dispensaban amor paternal a los niños presentándolos como reyes del país.
Ante esta realidad, están emocionados y contentos los militares y civiles de todo el país.
El mundo dirige su mirada de envidias y admiración a la Corea socialista diciendo que esos actos infantiles son una gran fiesta que se puede ver sólo en ella.
La banda del traidor surcoreano Lee Myung Bak es la única que se dedica a envenenar el clima de esos actos jubilosos.
A instigación de ella, los periódicos Chosun Ilbo y Choongang Ilbo, la radio A Channel de Dong-A Ilbo, las cadenas KBS, CBS, MBC, SBS y otros medios de prensa libran simultáneamente a partir del 29 de mayo una demagogia al respecto.
Para colmo, la camarilla surcoreana malemplea ese tema para cometer nuevamente la maldad de manchar la dignidad de la Dirección Suprema de la RPDC.
En ese contexto, calumnia como "episodios orquestados intencionalmente" por la Dirección Suprema de la RPDC la toma de foto de recuero con los niños de un Jardín de Infancia construido en la majestuosa y elegante avenida Changjon y la elección de los hijos comunes de las masas trabajadoras como delegados a los actos del 66º aniversario de la ONC, entre otras fortunas de la población infantil norcoreana.
En cuanto al festival infantil inaugurado en medio de los aplausos de los padres de todo el país y las sonrisas de 3 millones de escolares, lo vulgariza como "acto de demostración", "acto enfocado en la popularidad" y "acto de cortejo".
En lo tocante a la gran continuación del amor por las generaciones venideras y el futuro, se atrevió a insultar la dignidad de la Dirección Suprema de la RPDC chismeando que ésta "estuvo imitando a alguien y ahora hasta a Hitler" y "desarrolla un show político como el de la formación del Cuerpo Popular Juvenil por los Nazis".
Además, insulta a nuestros escolares de alma pura como "niños de mercado" e "ingenuos" que no saben nada del mundo y están acostumbrados más al mercado capitalista que a las políticas socialistas.
Esta demagogia constituye nueva difamación de la máxima dignidad de la RPDC y del futuro prometedor de la revolución coreana e imperdonable crimen de mayor gravedad.
En este planeta, no hay otro país como la RPDC que presenta a los niños como reyes del país.
La vida feliz de ellos, que nacen en la lujosa Casa de Maternidad y crecen cultivando sus vocaciones en los Palacios de Niños y Escolares, está asegurada por el inmenso amor de los grandes hombres del monte Paektu.
Partiendo de su más noble concepción de las generaciones venideras y el futuro, el Presidente Kim Il Sung crió en su regazo afectuoso a todos los niños del país.
El Dirigente Kim Jong Il estuvo siempre en el accidentado camino de inspección al frente para asegurar la vida de los niños en los campamentos infantiles. Y el primero de enero de este año, el Comandante Supremo Kim Jong Un visitó por la mañana una escuela revolucionaria para formar a los alumnos como pilares futuros de la patria.
Gracias a tal regazo del Sol, se hicieron más fuertes los campanazos en las escuelas y se flamearon a todo viento las banderas de campismo infantil aún en los tiempos de duras pruebas y escasez económica.
Los niños son el futuro del país y símbolo de esperanza y victoria.
Las recientes calumnias de la banda de traidores surcoreanos no pasan de ser el alarido de los consternados ante el futuro prometedor de la Dirección Suprema y las nuevas generaciones de la RPDC.
El hombre ignorante ve al revés todas las cosas del mundo.
Es imposible que tenga la correcta visión del mundo la horda de traidores surcoreanos reconocidos como idiotas, imbéciles y estúpidos.
Si no fuera así, ella no se habría atrevido a tildar de "imitación" la gran continuación de la nación coreana ni comparado con el cuerpo infantil de Hitler fascista a los niños norcoreanos encargados del futuro nacional.
Hitler fue fascista, criminal y tirano de peor calaña que impuso desastres y muerte a la humanidad inocente, arruinó el país y la nación y no tuvo ni una pizca de cariño a la infancia.
Hace mucho tiempo, la población surcoreana ejecutó la quema simulada de Lee Myung Bak poniéndole el bigote de Hitler y el uniforme nazis, luego de apodarlo como "Hitler Lee" condenando su brutal campaña de represión e infames políticas antipopulares.
Se dice desde la antigüedad que el que tiene malas lenguas se muere por ellas.
Informados de la nueva maldad de la banda de Lee Myung Bak, los oficiales y soldados de las fuerzas terrestres, navales y aéreas del Ejército Popular de Corea se pusieron sumamente indignados y demandan unánimemente que les permitan ajustar las cuentas con los fusiles con esos tipejos que ensucian la moralidad de la nación coreana y ofenden a los grandes hombres adorados por el pueblo y respetados por el mundo.
Los uniformados de los cuerpos de ejército, divisiones y regimientos en el frente y las tropas coheteriles estratégicas en la profundidad dicen que Chosun Ilbo, Choongang Ilbo y Dong-A Ilbo, fuentes de la nueva fechoría orquestada por la banda de los traidores surcoreanos, están situadas en 37°56′83″de latitud norte y 126°97′65″de longitud este del distrito central de Seúl, en 37°33′45″de latitud norte y 126°58′14″de longitud este del mismo distrito y en 37°57′10″de latitud norte y 126°97′81″de longitud este del distrito Jongro, respectivamente.
Agregando que ya tienen localizadas también las cadenas KBS, CBS, MBC y SBS, reclaman que les ordene asestar el golpe de castigo.
Dada esta situación que se torna grave, el Estado Mayor General del EPC envía el siguiente ultimátum a la banda de traidores surcoreanos:
Las fuerzas armadas revolucionarias de Corea son las del Comandante Supremo y del pueblo que defienden a costa de la vida al primero y su ideología y al segundo y los niños que ama tanto el primero.
No se puede dejar intacto el foco de los peores provocadores que calumnian la máxima dignidad de la RPDC y la ideología, el régimen y el pueblo de ésta, esto es la férrea voluntad de nuestro ejército.
La banda surcoreana deberá tomar la última opción ante la disyuntiva de exponer todo lo suyo al ataque de nuestro ejército o remediar la situación pidiendo disculpas aunque tardíamente.
Es imposible aplacar más la vehemente indignación de los oficiales y soldados de nuestras fuerzas terrestres, navales y aéreas.
Si los antros de maldad se eliminan uno tras otro a bombazos, la responsabilidad de eso recaerá enteramente sobre la banda de traidores surcoreanos.
Si ella pretende desafiar imprudentemente a la explosión de ira de nuestro ejército, le responderemos con implacable guerra sagrada a nuestro estilo como ya hemos declarado.
Estamos preparados para cualquier cosa y el tiempo no es indefinido.