sexta-feira, 24 de janeiro de 2014

CDN envía carta abierta al Sur de Corea



Pyongyang, 24 de enero (ACNC) -- A la orden especial del Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, el CDN de la RPDC envió el día 23 a las autoridades, varios partidos políticos, entidades sociales y habitantes de diversos sectores del Sur de Corea la siguiente carta abierta:
La historia de división nacional, que continúa de siglo en siglo y década por década, hace sufrir a la nación coreana incontables calamidades y penalidades.
Esta historia trágica e ignominiosa, iniciada ya desde que el país fuera liberado del coloniaje, se debe totalmente a las fuerzas extranjeras.
Ante esta realidad que no se puede observar más con brazos cruzados, la Dirección Suprema de la RPDC, que tomó la firme decisión de dar punto final a la historia de división territorial y separación nacional, presentó en el mensaje del Año Nuevo los remedios realistas para comenzar nueva era de reunificación de la patria.
El llamamiento enviado el pasado día 16 por el CDN de la RPDC a las autoridades surcoreanas ha sido la propuesta importante para abrir la ruta de mejoramiento de relaciones íntercoreanas.
Nuestra propuesta importante refleja la invariable voluntad de nuestros militares y habitantes de mejorar las relaciones Norte-Sur con las fuerzas unidas sin cuestionar todos los antecedentes bochornosos.
Ella traduce igualmente la aspiración y la demanda de todos los compatriotas que desean la reunificación independiente, la paz y la prosperidad del país.
Lamentablemente, no se cambian hasta ahora la actitud injusta y la posición negativa de las autoridades surcoreanas a nuestra propuesta.
Lo más importante para mejorar las relaciones íntercoreanas es tener correcta posición y actitud sobre ese tema.
La mejora de relaciones N-S es la premisa para lograr la reconciliación y unidad nacionales y el punto de partida del atajo a la reintegración territorial.
La RPDC ya entró unilateralmente en la vía de suspender todas las formas de provocación y censura a la contraparte.
Otro factor importante en abrir la ruta de la mejora de relaciones íntercoreanas es tomar la decisión resuelta de cesar totalmente las acciones militares hostiles que constituyen el escollo más grande que engendra la desconfianza y el enfrentamiento.
Hace falta crear el ambiente a favor de mejoramiento de las relaciones íntercoreanas, pero lo más importante es eliminar las acciones militares hostiles, principal obstáculo que impide ese clima.
La RPDC no ha propuesto a las autoridades surcoreanas que suspendan los ejercicios militares normales.
Pidió que ellas abortaran los entrenamientos de la guerra de agresión que despliegan en contubernio con las fuerzas extranjeras contra la parte connacional.
Las autoridades surcoreanas no deben dudar o confundir ni rechazar a la ligera nuestra propuesta importante y sincera.
El mejoramiento de relaciones N-S se logrará con más seguridad cuando tomen juntos las medidas realistas para prevenir con las fuerzas unidas de la nación los desastres nucleares que pueden sorprender a nuestra nación en cualquier momento.
La desnuclearización de la Península Coreana es la meta común que debe ser alcanzada con las fuerzas unidas de todos los coreanos.
Las autoridades surcoreanas no deben abrigar ni la menor duda de la voluntad de la RPDC de desnuclearizar la Península Coreana.
Aunque se cambien los poderes y se sustituyeran los gobernantes, las autoridades surcoreanas deben hablar conociendo bien la causa del problema nuclear surgido en su casa.
Antes de cuestionar nuestras valiosas fuerzas nucleares de autodefensa, ellas deben tomar la decisión de abstenerse de su aventurera acción de atacar a la parte connacional con las armas nucleares extranjeras.
Además de crear el ambiente de reconciliación y unidad y cesar totalmente las acciones militares hostiles, la RPDC está decidida a preparar el encuentro de familiares y parientes separados, reanudar el turismo al monte Kumgang y dinamizar la cooperación y el intercambio Norte-Sur.
Es inconmovible la posición del ejército y pueblo coreanos de abrir la ruta de la mejora de relaciones íntercoreanas con las fuerzas unidas de los compatriotas.
El mejoramiento de relaciones N-S significa la reunificación independiente, la paz y la prosperidad deseadas tanto por todos los coreanos.

ACNC comenta intento de EE.UU. de aprovechar la tensa situación de Península Coreana



Pyongyang, 24 de enero (ACNC) -- Estados Unidos trata de imputar a la República Popular Democrática de Corea la responsabilidad de las tensiones de la Península Coreana haciendo vista gorda de la propuesta importante publicada el pasado día 16 por el Comité de Defensa Nacional de la segunda.

Los portavoces de la Casa Blanca y del Departamento de Estado dicen que es invariable la posición de EE.UU. sobre la RPDC y que "la pelota está todavía en la cancha del Norte de Corea, pero los norcoreanos no toman ninguna medida para cambiar el criterio de la comunidad internacional".
Este discurso es una prueba de que EE.UU. está inquietado por la propuesta de la RPDC en que fueron presentados los remedios para mejorar las relaciones íntercoreanas con fuerzas unidas de los connacionales frente a la grave situación dada ahora en la Península Coreana.
Actualmente, un mínimo choque casual en la Península Coreana puede extenderse inmediatamente a la guerra total.
Aquella propuesta importante recoge las medidas realistas para defender la seguridad nacional y la paz de la nación y prevenir la guerra que dará provechos a las potencias y causará el exterminio de la nación coreana. Por eso, la administración Obama piensa que la propuesta importante significa un golpe a su estrategia sobre Asia consistente en satisfacer sus intereses estratégicos exacerbando otra vez la situación de la Península Coreana.
Ahora, EE.UU. recrudece la campaña bélica anti-RPDC bajo el pretexto de hacer frente a la "situación emergente" y "provocación posible".
Recientemente, los secretarios de Estado y de Defensa y otros cabecillas de diplomacia y defensa de EE.UU. se reunieron con los títeres surcoreanos para debatir aventureros planes de ejercicios militares conjuntos.
El año pasado, EE.UU. emplazó en el suelo surcoreano el 23º batallón antiquímico y el 4º batallón de reconocimiento de helicópteros de ataque del 6º regimiento de caballería. Ubicará pronto en las cercanías de la línea de demarcación militar una unidad de infantería motorizada compuesta por 40 tanques ultramodernos e igual número de carros blindados. Al mismo tiempo, anunció que libraría desde finales de febrero hasta finales de abril los simulacros conjuntos Key Resolve y Foal Eagle.
Ya no es secreto que el 60 por ciento de las actividades de reconocimiento de los submarinos nucleares estratégicos de EE.UU. se realizan en el Océano Pacífico, incluso la zona marítima cerca de la Península Coreana, y que algunos de esos medios se mantienen en el sistema de alerta.
A pesar del recorte considerable de los gastos de defensa nacional, EE.UU. refuerza constantemente sus fuerzas armadas en la Península Coreana, lo cual llama la atención de la sociedad internacional.
La preservación de la paz de la Península Coreana es un asunto relacionado directamente con la estabilidad de la situación del Nordeste Asiático y se presenta como una prioridad de la política internacional.
Aunque EE.UU. trata de engañar la opinión pública mundial diciendo que la "pelota está en la cancha del Norte de Corea", no puede ocultar su naturaleza de provocador y perturbador de la paz y estabilidad de la región.
No saldrá con la suya el intento del imperio de agravar periódicamente la situación de la Península Coreana para aprovecharla en sus intereses estratégicos.

segunda-feira, 20 de janeiro de 2014

Por la reunificación independiente, la paz y prosperidad de Corea



En su mensaje de Año Nuevo 2014 Kim Jong Un, Máximo Dirigente de la República Popular Democrática de Corea, exhortó a toda la nación abrir una nueva fase para la reunificación independiente, la paz y la prosperidad.

Como es sabido, en los últimos años el movimiento de la nación coreana por lograr la reunificación del país sufre vicisitudes y pruebas. Debido a las maniobras de las extremadas maniobras de las autoridades surcoreanas confabuladas con las fuerzas foráneas, las relaciones entre el Norte y el Sur están encaradas al total fracaso y llegó al clímax el peligro de guerra nuclear en la Península Coreana.
La reunificación de Corea nunca puede ser un problema fuera del interés de la sociedad internacional, sino un asunto muy importante del que depende la paz y la seguridad de la región y el resto del mundo. Pues no es extraño que la sociedad internacional preste especial atención a la pronunciación del mandatario coreano.
En su mensaje de Año Nuevo este precisó que este año, en cumplimiento del legado de Kim Il Sung y Kim Jong Il, hay que lograr avances en el movimiento por reunificar el país.
Kim Il Sung, fundador de la Corea socialista, presentó los tres principios para la reunificación de Corea, el proyecto de fundación de la República Confederal Democrática de Coryo y el Programa de Diez Puntos para la Gran Unidad Pannacional, que constituyen las Tres Cartas para la reintegración nacional. Su última firma en vida la dejó el 7 de julio de 1994 en un documento relacionado con el logro de esa empresa nacional. Y este es el significativo año cuando se cumplen 20 años de ese comportamiento histórico.
Kim Jong Il, eterno Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC, realizó la Cumbre Norte-Sur por primera vez después de la división nacional y logró adoptar la Declaración Conjunta del 15 de Junio que constituyó el jalón para la reunificación de Corea y la Declaración del 4 de Octubre –programa práctica para la primera–, con lo cual realizó hazañas que brillarán para siempre en la historia del movimiento coreano por la reintegración territorial.
Además Kim Jong Un precisó que con miras a resolver el problema de la reunificación del país en correspondencia con el deseo y voluntad de los compatriotas, es preciso rechazar la intervención de las fuerzas extranjeras y mantener con firmeza el principio de Entre nosotros, los connacionales.
Los protagonistas de la reunificación del país son todos los coreanos del Norte, el Sur y en el ultramar y es muy natural que la empresa sea lograda de manera independiente de acuerdo con el interés y la exigencia de la nación solo cuando se atengan al referido principio. Apelar a las fuerzas extranjeras para conseguir la “cooperación internacional” en cuanto al problema de la nación, el de las relaciones Norte-Sur, es un humillante acto servil y traicionero que deja el destino de la nación a su libre albedrío. El Norte y el Sur deben mantener la independencia estipulada en los tres principios de la reunificación del país y la Declaración Conjunta Norte-Sur, sostener firmemente la posición de Entre nosotros, los connacionales, y respetar e implementar fielmente las declaraciones conjuntas.
El mandatario coreano señaló que es ineludible luchar por salvaguardar la seguridad y la paz de la nación.
Los belicosos estadounidenses y surcoreanos hacen frenéticos ejercicios de guerra contra el Norte concentrando gran cantidad de armas nucleares en la Península Coreana y en sus alrededores. Por eso se crea una situación tan crítica que un pequeño choque militar eventual puede desembocar en una guerra total. Si estalla aquí una nueva contienda, esta supondrá una espantosa catástrofe nuclear, de la cual ni siquiera Estados Unidos puede estar a salvo. Además de los integrantes de la nación coreana, también la sociedad internacional no debe permitir en absoluto las maniobras de enfrentamiento y de guerra de los belicistas del interior y exterior del país, sino frustrarlas resueltamente.
Y subrayó la necesidad de crear un ambiente propicio para mejorar las relaciones entre el Norte y el Sur.
Las relaciones entre el Norte y el Sur de Corea se reducen en los lazos de los integrantes de la nación de una misma sangre. La sociedad internacional expresa su gran simpatía por el mandatario coreano quien pronunció: Provoca dolor el simple hecho de que la nación esté dividida por culpa de las fuerzas foráneas. También resulta intolerable promover la difamación, el antagonismo y la antipatía entre los compatriotas, situación que puede ser aprovechada por las fuerzas extranjeras que no desean la reunificación de Corea. A las autoridades surcoreanas les corresponde renunciar al enfrentamiento imprudente contra otra parte de la nación y a la campaña de reprimir el “pro-Norte”, así como optar por mejorar las relaciones bilaterales en atención a la demanda de los compatriotas, a favor de la independencia, la democracia y la reunificación de la patria.
Kim Jong Un declaró que admitirá a todos los que aprecian la nación y desean la reintegración, independientemente de su pasado, y también en el futuro, se esforzará de modo activo por mejorar las relaciones intercoreanas.
Por tener a Kim Jong Un, gran promotor de la reunificación del país, es luminoso y prometido el porvenir de la nación coreana.
Todos los coreanos del Norte, el Sur y el extranjero, guiados por la orientación presentada en el Mensaje de Año Nuevo de Kim Jong Un y firmemente unidos bajo la bandera del patriotismo auténtico, el ideal Entre nosotros, los connacionales, se levantarán con energía en la lucha a escala nacional para la reunificación territorial, y abrirán así una nueva fase para la reunificación independiente, la paz y la prosperidad.

quinta-feira, 16 de janeiro de 2014

Kim Jong Un visita la Academia Estatal de Ciencias



Pyongyang, 15 de enero (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea, dirigió en el terreno las labores de la Academia Estatal de Ciencias.
Él recorrió primero la estatua de bronce del Presidente Kim Il Sung y el monumento a las instrucciones de los 3 Generales del monte Paektu, construidos en la academia.
Propuso levantar en la academia las estatuas de bronce de las imágenes del sol del Presidente y el Dirigente Kim Jong Il quienes formaron el gran contingente de científicos y técnicos y los agruparon como un muro en torno al partido, de modo que los científicos y técnicos de aquí puedan trabajar y vivir viendo siempre y conversando mentalmente con los Generalísimos.
Acto seguido, recorrió el museo de la historia revolucionaria de la academia.
Los científicos y técnicos de aquí deben glorificar para siempre las hazañas de los Generalísimos realizadas por el desarrollo científico-técnico del país, al resolver los problemas, que han de ser solucionados en el futuro para el desarrollo económico y el mejoramiento de las condiciones de la vida del pueblo, y los otros científico-técnicos surgidos en la realidad y abrir el atajo de la construcción de la economía basada en la intelectualidad mediante la campaña para alcanzar los niveles sofisticados, instruyó.
Averiguó en detalles cómo marchan los trabajos de investigación científica en su largo recorrido por la fábrica no. 111, el instituto de IT y la exposición de ciencias.
La ciencia y la técnica son el motor que impulsa la construcción de un Estado próspero, dijo y presentó las tareas importantes que servirán de guía en realizar en una fase más alta la investigación científica del país conforme a la realidad en desarrollo.
Dio la indicación de profundizar la investigación científica para poner en pleno juego el poderío de la economía nacional autárquica e introducir a tiempo en la realidad los éxitos de estudio.
Para desarrollar la economía nacional con recursos nacionales, modernizarla y asentarla sobre la base científica y lograr victorias sucesivas en el enfrentamiento con los enemigos, hay que mejorar el papel de los científicos y técnicos, apuntó y agregó que el sector de ciencias es el frente avanzado en la defensa del socialismo.
Diciendo que hace falta invertir mucho en la rama científico-técnica para lograr éxitos en su labor, tomó las medidas por fortalecer la base material y técnica de la academia.
No hay nada que escatimar para los científicos y técnicos, tesoros del país, apuntó y continuó que el partido hizo construir el año pasado la avenida de científicos de Unha y lo hará hasta el aniversario de la fundación del PTC de este año en la zona científica de Unjong donde está situada la Academia Estatal de Ciencias.
Propuso nombrar la avenida a nacer como la de científicos Wisong.
Aunque las ciencias no tienen fronteras, los científicos y técnicos coreanos tienen el regazo de la patria socialista y el del partido madre, enfatizó y se fotografió junto con los científicos y técnicos de la academia expresando la convicción de que ellos contribuirán al cumplimiento de la causa de construcción de una patria próspera con alto ideal y sueño y mayores éxitos de su trabajo.
Ese día, en cuanto terminara la visita sobre la academia, se trasladó al lago Yonphung donde se construirá la casa de reposo para los científicos.
Se mostró muy satisfecho por el paisaje local diciendo que el lago es pintoresco tanto en el verano como en el invierno.
Instruyó construir a la ribera del lago la mejor casa de reposo para los científicos para que ellos tomen suficiente descanso y resolvió todos los problemas relacionados con la construcción, entre otros, el diseño, el suministro de materiales y la formación de la mano de obra.


CRPP demanda cancelación del plan de ejercicios militares EE.UU.-Sur de Corea



Pyongyang, 16 de enero (ACNC) -- El vocero del Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria (CRPP) publicó el día 15 la siguiente declaración:
En su histórico mensaje del Año Nuevo, el Mariscal Kim Jong Un expuso la sincera posición de principios para relajar la tensión de la Península Coreana, defender la paz y mejorar las relaciones íntercoreanas.
El mensaje es apoyado y aplaudido ahora por todos los connacionales y el mundo entero, y la opinión pública interna y externa desea que se abra en este año la nueva fase de reconciliación, paz y reunificación al relajarse la situación de la Península Coreana y mejorarse las relaciones íntercoreanas.
En contraste, en el territorio surcoreano se escuchan desde el principio del Año Nuevo los disparates provocativos y se libraron los ejercicios de guerra anti-RPDC envenenando el clima de esperanza.
A pesar de la unánime preocupación y rechazo de nacionales y extranjeros, quedó anunciado abiertamente que se librarán durante unos meses desde finales de febrero los ejercicios militares conjuntos "Key Resolve" y "Foal Eagle" y se crea la situación espantosa en que se refuerzan en gran escala cerca de la línea de demarcación militar las tropas agresoras norteamericanas.
Se dice que en tales ejercicios se movilizarán numerosos equipos bélicos navales y aéreos del ejército norteamericano y el surcoreano entre otros los aviones de transporte de gran tamaño, buques de desembarco, lanchas rápidas de desembarco y carros blindados anfibios y se incorporará la tristemente célebre fuerza móvil de marina no.3 proveniente de Okinawa de Japón.
Así se realizará el entrenamiento conjunto de desembarco de mayor dimensión después de la maniobra "Team Spirit".
Los belicistas norteamericanos y surcoreanos dicen sin escrúpulos que el objetivo de los presentes ejercicios está en ocupar las instalaciones nucleares de la RPDC y su capital Pyongyang en el supuesto "estado de emergencia del Norte de Corea".
Esto es otra grave provocación militar a la RPDC y un desafío frontal a la buena fe de ella y la opinión pública interna y externa.
Prestamos la atención especial al hecho de que tal belicismo coincide con la entrevista de prensa del Año Nuevo de la mandataria surcoreana.
Expresando el apoyo al mensaje del Año Nuevo del Norte, ella dijo que mediante el encuentro de los familiares y parientes separados, desea dar el primer paso de la solución del problema de relaciones S-N y preparar el marco de diálogo.
A las espaldas, quiere repetir los ejercicios de guerra contra la parte connacional.
¡Cómo podemos interpretar esa conducta!
Las circunstancias dadas muestran que son mentira las palabras de ella que piensa en otra cosa.
Hasta la fecha, los ejercicios de guerra que se repiten cada año en el territorio surcoreano perjudicaron enormemente las relaciones N-S.
¿Qué se puede hacer entre el Norte y el Sur en medio de la situación empeorada al extremo debido a los ejercicios de diferentes nombres como "Key Resolve", "Foal Eagle" y "Ulji Freedom Guardian" que se libran a lo largo del año?
Las relaciones íntercoreanas vinieron transcurriendo así durante varias décadas.
El único resultado fue la tensión, el aumento de peligro de guerra, las desastrosas relaciones N-S, la discordia, la antipatía y la hostilidad entre los connacionales.
No podemos tolerar más tal círculo vicioso.
La realidad de hoy muestra claramente quién desea de veras en la Península Coreana el relajamiento de la tensión y la paz y quién es el hipócrita y provocador que obstaculiza el mejoramiento de relaciones íntercoreanas persiguiendo la confrontación y la guerra.
La banda títere surcoreana habla cínicamente de la "provocación" de alguien cometiendo junto con las fuerzas extranjeras los actos provocadores como ejercicios bélicos anti-RPDC.
Al revelarse la naturaleza belicosa de EE.UU. y la banda surcoreana, crecen dentro y fuera del país las voces de crítica.
Ellos deben saber que nadie creerá el argumento engañoso y cínico de que esos ejercicios son "anuales" y "defensivos".
Los belicistas norteamericanos y surcoreanos anunciaron otra vez los ejercicios de guerra nuclear anti-RPDC de gran envergadura, lo cual significa la negativa total al mejoramiento de las relaciones íntercoreanas y al diálogo y la declaración de enfrentamiento nuclear total.
Advertimos severamente a EE.UU. y las autoridades surcoreanas que cancelen su plan de los peligrosos ejercicios militares que llevarán a la catástrofe las relaciones íntercoreanas y causarán la destrucción.
Ellos deben darse cuenta de que si cometen por fin las provocaciones militares librando los ejercicios de guerra nuclear anti-RPDC desoyendo la advertencia de ésta, las relaciones íntercoreanas caerán en la crisis catastrófica y se producirán los desastres inimaginables.

quinta-feira, 9 de janeiro de 2014

Kim Jong Un presencia juego de baloncesto de jugadores de RPDC y EE.UU.



Pyongyang, 8 de enero (ACNC) -- Tuvo lugar el día 8 en el Palacio de Deportes de Pyongyang el juego de baloncesto entre el equipo de estrellas compuesto por los ex jugadores de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA en inglés) de Estados Unidos, que realiza una visita a la República Popular Democrática de Corea para el intercambio de deporte, y el otro coreano Hwaebul.
Para verlo concurrieron ahí los aficionados al deporte, trabajadores de diversos estratos, jóvenes, estudiantes, matrimonios de los representantes diplomáticos, de organizaciones internacionales y de agregados militares, miembros de embajadas acreditados en Corea, huéspedes extranjeros y compatriotas en ultramar.
El Mariscal llegó al palacio junto con Ri Sol Ju.
Él fue acogido cálidamente por Dennis Rodman, ex jugador de NBA.
Dio bienvenida a los jugadores norteamericanos y dijo que el presente partido sirve de motivo magnífico que promueve el entendimiento entre los pueblos de los dos países.
Rodman dirigió regalo lleno de sinceridad al Mariscal en reflejo de su infinita veneración.
Antes del inicio del partido, él destacó que durante su estancia aquí se sintió de que el pueblo coreano estima mucho al Mariscal.
Cantó en tono lleno de respeto y veneración hacia el Mariscal emocionando a los espectadores.
Ese día, el juego se realizó dividido en cuatro rounds: primeros dos rounds entre el equipo coreano Hwaebul y el otro norteamericano compuesto por estrellas de NBA y otros dos rounds, entre los equipos mixtos.
También Rodman participó en el partido llevando al clímax el clima del juego.
Al final, el equipo coreano venció al norteamericano por 47:39 y el equipo blanco doblegó al verde por 63:54.
Se otorgaron copas y medallas conmemorativas a los jugadores de los dos equipos.
Concluido el partido, el Mariscal se reunió con los jugadores de ambos equipos.
Apuntó que vio juego maravilloso y deseó que durante su permanencia los jugadores norteamericanos pasen días agradables.
El Mariscal se fotografió junto a los jugadores norteamericanos.
Pak Pong Ju, Choe Ryong Hae y Kang Sok Ju vieron el juego junto con sus esposas.

segunda-feira, 6 de janeiro de 2014

Dirigente del pueblo



Se trata de Kim Jong Un, Dirigente de la República Popular Democrática de Corea, objeto del exuberante amor y veneración del pueblo, que conmueven a la sociedad internacional.
Pues bien, ¿qué es la razón por la que él que recién apareció oficialmente en el círculo político, disfruta de tal efervescente amor y veneración?
He aquí las respuestas.
Kim Jong Un les prodiga profuso cariño a las gentes.
En su encuentro con los militares y otros sectores del pueblo, ora los abraza afectuosamente, ora les aplaude, ora camina junto con ellos tirándolos amablemente de la mano, ora les susurra algo en sus oídos; en su entrevista con los niños les da amables palmadas en sus mejillas o acepta sin cumplido sus peticiones; se confunde libremente con los ordinarios militares y otros sectores del pueblo y se retrata de brazo junto con ellos; en las unidades militares donde está de visita, leyendo en el alma de los militares que no se quieren despedir de él, se fotografía junto con cada uno de ellos.
Acaeció cuando Kim Jong Un realizaba la visita a una unidad de defensa de la isla. Tras de recorrer el cuartel, el comedor y los puestos de los militares, las viviendas de los familiares, la escuela, el jardín de la infancia, etc., y retratarse junto con ellos, se dirigió rumbo a la costa para abandonar el lugar. Los militares y sus familiares, derramando lágrimas y dando vivas, lo siguieron. No queriendo despedirse de él, entraron en el mar, sin hacer caso del frío del agua.
Al verlos Kim Jong Un se bajó del barco y les dijo que salieran pronto o no partiría. Y sugirió reiteradamente a los comandantes que les ordenaran que salieran. Solo después de verlos salir, volvió a subir a bordo.
Su cariño que cifra en los militares y otros sectores del pueblo conmueve a cualquier espectador.
Es inconcebible al margen de su firme punto de vista del pueblo.
El considera a este como el ser más valioso en el mundo. Tiene máxima de que para el pueblo existen tanto los cuadros como el dirigente.
Amar al pueblo es el punto de partida de todo su pensar y actuar, el principio y la meta supremos de la política que él practica.
En los documentos que le elevaron los funcionarios dejó escrito de su puño y letra “¡Sirvamos al pueblo!” y viendo nuevas construcciones, bien preguntó si les agradaban a las gentes, bien les recordó a los funcionarios que lo primordial era asegurarles convenientes, que no debían escatimar nada para el pueblo, bien los convocó a hacer impecable lo que se proponían para el pueblo, dándoles a conocer más profundamente que eran servidores a este. En las unidades militares donde estuvo de visita, tocó el suelo del cuartel para tantear la temperatura y hasta probó el sabor de los alimentos básicos que los militares toman; en las fábricas, las empresas, los jardines de la infancia y las viviendas, se interesó por los pormenores de la vida de los trabajadores y niños.
Kim Jong Un siempre sugiere a los funcionarios priorizar y absolutizar el interés del pueblo y para este correr y correr hasta desgastarse la suela del calzado. Esto es también algo que se propone hacer, cuya patente prueba es su dirección sobre la construcción del Complejo de Servicios Acuáticos de Munsu de Pyongyang inaugurado en octubre pasado. Solo en septiembre tres veces estuvo en la obra de construcción para hacerlo de talla mundial. También unos días antes de la inauguración, un domingo, se personó en la obra de construcción y recorrió varios lugares impartiendo instrucciones concretas. Imaginándose de los usuarios que se divertirían, se mostró muy contento.
El se abniega para el pueblo, gracias a lo cual Corea logra grandes éxitos en la mejora de la vida poblacional: en el sector de la agricultura se abre espléndida perspectiva para resolver decisivamente el problema de la comida, el alimentario; en el de la industria ligera se producen en masa varios géneros alimentarios y otros de popularidad; en las ciudades y aldeas rurales se construyeron o construyen muchas viviendas modernas como el Reparto Chanjon, el de los Científicos Unha, los apartamentos de los pedagogos de la Universidad Kim Il Sung y de los deportistas en la ciudad de Pyongyang; y se prepararon locales de descanso cultural como el Área de Recreo del Pueblo de Rungna, el Centro Gimnástico del Reparto Thong-il, el Complejo de Servicios de Higiene de Ryugyong, el Centro de Patinaje al Aire Libre del Pueblo, el Compejo de Servicios Acuáticos de Munsu, el Club de Equitación de Mirim y la Pista de Esquí del Monte Masik.
Es demasiado natural que las personas amen exhaustivamente a Kim Jong Un, se confían absolutamente en él y lo siguen.

sexta-feira, 3 de janeiro de 2014

Kim Jong Un se refiere al tema de reunificación de la patria y relaciones exteriores



Pyongyang (ACNC) -- En su mensaje pronunciado con motivo del Año Nuevo, el Mariscal Kim Jong Un abordó el problema de reunificación de la patria y relaciones exteriores.
Este año, en cumplimiento de los legados del Presidente Kim Il Sung y del Dirigente Kim Jong Il, debemos lograr avances en el movimiento por reunificar el país, dijo y continuó:
Con miras a resolver el problema de la reintegración territorial en correspondencia con el deseo y voluntad de los compatriotas, es preciso rechazar la intervención de las fuerzas extranjeras y mantener con firmeza el principio de Entre nosotros, los connacionales.
El Norte y el Sur deben mantener la independencia estipulada en los tres principios de la reunificación del país y la Declaración Conjunta Norte-Sur, sostener firmemente la posición de Entre nosotros, los connacionales, y respetar e implementar fielmente las declaraciones conjuntas.
Los bélicos estadounidenses y surcoreanos hacen frenéticos ejercicios de guerra contra el Norte concentrando gran cantidad de armas nucleares de último tipo en la Península Coreana y en sus alrededores. Por eso se crea una situación tan crítica que un pequeño choque militar eventual puede desembocar en una guerra total. Si estalla aquí una nueva contienda, esta supondrá una espantosa catástrofe nuclear, de la cual ni siquiera Estados Unidos puede estar a salvo.
Todos los integrantes de la nación coreana no deben permitir en absoluto las maniobras de enfrentamiento y de guerra de los belicistas del interior y exterior del país y frustrarlas resueltamente.
Urge crear un ambiente propicio para mejorar las relaciones entre el Norte y el Sur.
Ha llegado el momento de poner el punto final a la calumnia inútil y dañina, y no se debe permitir por más tiempo el perjuicio a la reconciliación y la unidad.
Admitiremos a todos los que aprecian la nación y desean la reintegración, independientemente de su pasado, y también en el futuro, nos esforzaremos de modo activo por mejorar las relaciones intercoreanas.
Todos los compatriotas del Norte, el Sur y el extranjero, firmemente unidos bajo la bandera del patriotismo auténtico, el ideal Entre nosotros, los connacionales, se levantarán con energía en la lucha a escala nacional para la reunificación territorial, y abrirán así una nueva fase para la reunificación independiente, la paz y la prosperidad.
No podemos permanecer indiferentes ante el nubarrón de la guerra nuclear que nos amenaza permanentemente en la Península Coreana y defenderemos firmemente la soberanía y la paz del país y la dignidad nacional con nuestra gran capacidad de defensa.
En lo adelante nuestro Partido y Gobierno, manteniendo inclaudicable el ideal de política exterior de la independencia, la paz y la amistad, seguirán ampliando las relaciones de amistad y cooperación con los países que respetan nuestra soberanía y nos tratan como amigos y no cejarán en el empeño por la paz y la seguridad del mundo y por la prosperidad común de la humanidad.

quarta-feira, 1 de janeiro de 2014

Mensaje del Año Nuevo 2014 de Kim Jong Un



Pyongyang, 1 de enero (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un, Primer Secretario del Partido del Trabajo de Corea, Primer Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea y Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea pronunció el día primero el mensaje del Año Nuevo 2014.
El texto completo del mensaje sigue:
Queridos compañeros,
Entrañables oficiales y soldados del Ejército Popular, pueblo del país entero y compatriotas fraternales:
Despedimos el 2013 que dejó huellas indelebles en el sagrado avance de la revolución del Juche y acogemos el Año Nuevo de 2014, pletóricos de la confianza en el futuro y el orgullo revolucionario.
Ante todo, rindo mi más sincero tributo y cordiales saludos por el Año Nuevo a los grandes compañeros Kim Il Sung y Kim Jong Il en reflejo de la infinita añoranza y veneración de todos los oficiales y soldados del Ejército Popular y otros sectores de la población.
Rindo homenaje a los mártires que el año pasado dieron su valiosa vida en aras de la defensa nacional y la construcción del socialismo, así como saludo a todos los militares y civiles que en pos de nuestro Partido abren una nueva era de prosperidad de la patria.
Formulo los más sinceros votos por la mayor felicidad y dicha de todas las familias del país.
Saludos a los surcoreanos que luchan por la independencia, la democracia y la reunificación nacional, a los compatriotas residentes en otros países que se entregan en cuerpo y alma para la prosperidad de la patria, así como a todos los pueblos progresistas del mundo y amigos extranjeros amantes de la justicia y la paz.
El que despedimos fue un año enorgullecedor en el que todo el Partido, ejército y pueblo libraron una ofensiva general en acato a la nueva línea del Partido acerca del desarrollo simultáneo y alcanzaron una brillante victoria en la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero y la defensa del socialismo.
En ese período nuestros uniformados y civiles, unidos compactamente en torno al Partido, hicieron prevalecer las ideas y la causa del gran Líder Kim Il Sung y el gran General Kim Jong Il y potenciaron nuestras filas revolucionarias en lo político e ideológico.
En el proceso de la lucha del año anterior, incluidas las actividades políticas efectuadas en saludo al aniversario 65 de la fundación de la República y el 60 de la victoria en la Guerra de Liberación de la Patria, hicieron gala de su inquebrantable fe y voluntad de enaltecer al gran Líder y al gran General y eternizar sus proezas generación tras generación.
La política de nuestro Partido de respeto y amor al pueblo y la ardiente lealtad de nuestro pueblo que lo quiere como a su madre se han identificado para colocar en una nueva altura los lazos consanguíneos que unen al Partido y las masas populares.
El año pasado nuestro Partido adoptó la resuelta medida de extirpar una inmundicia que persistía en el seno del Partido en un período de intenso bregar para edificar un Estado poderoso y próspero. Al descubrir y eliminar, en un momento oportuno y con una atinada decisión, ese grupo de sectarios opuestos a él y la revolución, logró consolidar sus filas y las de la revolución y fortalecer con creces nuestra gran unidad. A través de esta lucha, nuestro Partido reafirmó la determinación de reforzar su función militante y papel para cumplir con el honroso cometido que asume ante la época y la historia como agrupación al servicio del pueblo y consagrarse más para su bienestar.
El año anterior obtuvimos un gran triunfo en el empeño por elevar nuestra capacidad de defensa nacional y en la cruenta confrontación con el imperialismo.
Los científicos, técnicos y obreros de la industria de defensa nacional, armados de inconmovible fe y valor, superaron a los demás en la tecnología de punta, con lo cual demostraron el poderío de la Corea del Songun y contribuyeron sustancialmente a elevar la capacidad de defensa nacional. Poseedores del gran espíritu, los integrantes del Ejército Popular y del Ejército de Seguridad Interior del Pueblo defendieron a riesgo de su vida al Partido, el Líder, la patria y el pueblo y pusieron de manifiesto la dignidad y el poderío de la República al frustrar cada una de las descabelladas provocaciones del enemigo encaminadas a desencadenar una guerra nuclear y sus campañas de enfrentamiento.
En medio de una situación compleja y preñada de dificultades, nuestros militares y civiles aunaron la fuerza y obtuvieron resonantes éxitos en sus esfuerzos para construir una potencia económica y elevar el nivel de vida de la población.
Se logró un gran auge en la producción de distintos sectores y unidades de la economía nacional, se afirmó la base de una economía independiente y, en particular, los funcionarios y demás trabajadores del sector agrícola introdujeron innovaciones en sus faenas y contribuyeron a mejorar la vida del pueblo pese a las duras condiciones y desfavorables factores climáticos.
Los constructores, entre ellos los militares, levantaron numerosas creaciones monumentales destinadas a la prosperidad de la patria y el bienestar del pueblo y abrieron una época de mayor esplendor de la construcción.
En obediencia al llamado del Partido de crear la “velocidad Masikryong”, exhibieron el fervor patriótico y abnegación para erigir, en un corto plazo y como realizaciones de la era de Partido del Trabajo, numerosas obras como el Museo Conmemorativo de la Victoria en la Guerra de Liberación de la Patria, el Reparto para Científicos Unha, el Complejo de Piscinas de Recreación de Munsu y la Estación de esquí del monte Masik. Con ello mostraron el gallardo aspecto de la patria que rejuvenece cada día más y contribuyeron a que resonaran más las risas de felicidad de nuestro pueblo. Los participantes en las grandes obras como el acondicionamiento de la meseta Sepho consiguieron domar la naturaleza venciendo múltiples dificultades e hicieron posible realizar antes del tiempo previsto el ambicioso proyecto del Partido.
El año pasado experimentó nuevos avances en el deporte, la enseñanza y otras ramas de la cultura.
En correspondencia con el propósito del Partido de construir una potencia deportiva, una fiebre de deporte se desató en todo el país y nuestros fidedignos jugadores honraron al país con medallas de oro en las lides internacionales. Se impulsaron exitosamente los preparativos de la enseñanza obligatoria general de doce años, se lograron innumerables éxitos en las esferas científico-técnicas y la creación de modernos establecimientos sanitarios mejoró el servicio médico para el pueblo. La prolífera producción de excelentes piezas de la época en el sector del arte musical sublimó en un mundo de lealtad el alma de todos los militares y civiles y los alentó para la lucha y las hazañas.
La brillante victoria y los logros alcanzados en el año pasado constituyen frutos maduros de una lucha audaz y heroica que todo el Partido, ejército y pueblo libraron en acato al lineamiento y la política de carácter revolucionario y popular y la destacada dirección de nuestro Partido, movidos por la inquebrantable voluntad de levantar a toda costa un Estado socialista poderoso y próspero.
Mediante la lucha del año pasado patentizamos que son mejores nuestra ideología, fuerza y estilo y que con nada se puede detener el avance de nuestra sagrada causa que persigue un gran ideal y meta.
Agradezco cordialmente a todos los militares y civiles quienes, al hacer gala de una insuperable abnegación con su ilimitada lealtad al Partido y ardiente patriotismo, supieron engalanar el significativo año de 2013 con acontecimientos extraordinarios.
Compañeros:
El 2014 será un año de la lucha impetuosa y de grandes cambios en que abriremos la era de prosperidad de la Corea del Songun al lograr nuevos saltos en todos los dominios de la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero.
Para nosotros este es un año de esfuerzos dignos por realizar con antelación el hermoso ideal y sueño del pueblo, un año de la marcha de triunfadores hacia el gran festival que adornará el 70 aniversario de la fundación del glorioso Partido del Trabajo de Corea.
En este prometedor año nuevo debemos acelerar la marcha heroica confiando en la victoria y con el gran entusiasmo y abrir una era de plena prosperidad en la revolución y su construcción.
¡Con la firme confianza en la victoria, levantemos una ola de grandes saltos en todos los dominios de la construcción de un Estado poderoso y próspero!, esta es la consigna combativa que nuestro Partido y pueblo deben enarbolar este año.
Este año debemos procurar que la agricultura, la construcción y el sector de las ciencias y la técnica sean vanguardia en la marcha, con la antorcha de innovaciones en alto, y que incentiven con ella el avance de todos los demás sectores de la construcción socialista.
En este significativo año conmemoramos el cincuentenario de la publicación de la tesis sobre el problema rural socialista por el gran Líder, compañero Kim Il Sung.
Hemos de vigorizar en el campo las revoluciones ideológica, técnica y cultural, lograr cambios decisivos en la producción agrícola y, de esta manera, evidenciar la justeza y vitalidad de la tesis. En los esfuerzos de este año por la construcción económica y la mejora de la vida del pueblo debemos considerar la agricultura como la mayor prioridad y concentrar la fuerza en ella. En ese sector introducirán de modo activo los científicos métodos de cultivo y trabajarán con toda responsabilidad hasta conquistar a toda costa la meta de producción de cereales presentada por el Partido. Promoverán la ganadería y ampliarán el cultivo de hongos y de verduras en invernaderos para que la población se beneficie de la mayor cantidad posible de sus productos.
Este año debemos abrir una nueva era de prosperidad en la construcción.
La construcción es un renglón importante para consolidar la base del Estado poderoso y próspero y crear el cimiento para la felicidad del pueblo. A la rama de construcción le incumbe levantar muchos edificios de categoría mundial que representen la era del Songun y obras destinadas a mejorar la vida de los habitantes, para así consolidar la base de nuestra economía independiente y procurarle al pueblo una vida más rica y civilizada. Hay que acelerar y terminar en la fecha prevista las obras importantes como la construcción escalonada de centrales hidroeléctricas a lo largo del río Chongchon, la base ganadera en la zona de Sepho, la Granja de Frutas de Kosan, la roturación de marismas y los canales de riego para la provincia de Hwanghae del Sur. Es menester impulsar enérgicamente la construcción de viviendas, albergues y otros edificios destinados a mejorar las condiciones y ambientes de la educación y levantar en el supremo nivel establecimientos culturales y de servicio. Este año debemos seguir levantando majestuosas y elegantes construcciones en la ciudad de Pyongyang y resaltar la peculiaridad de cada provincia, ciudad y distrito, mediante la cooperación de militares y civiles.
Las ciencias y la tecnología son la fuerza motriz que impulsa la edificación de un Estado poderoso y próspero y de su desarrollo dependen la felicidad del pueblo y el porvenir de la patria.
Ese sector debe resolver problemas para el futuro desarrollo de la economía nacional y el mejoramiento de la vida del pueblo y los que se presentan en la actualidad, superar a los demás en la tecnología de punta y abrir un atajo para la estructuración de la economía de conocimientos. Los científicos y técnicos, montados sobre el caballo alado que les ha regalado el Partido y valiéndose de todo el talento y entusiasmo, deben lograr grandes éxitos en su trabajo y ser genuinos patriotas que contribuyen a la edificación de una patria rica y poderosa. En toda la sociedad concederán prioridad a las ciencias y la tecnología, en tanto que todos los funcionarios y trabajadores las aprenderán con aplicación, enarbolando la consigna que los convoca a ser talentosos científicos y técnicos.
Es preciso hacer grandes innovaciones en el sector priorizado, las industrias básicas, y las demás esferas de la economía nacional.
El renglón metalúrgico y el químico son pilares gemelos de la potencia económica y su desarrollo asegura la construcción económica y el mejoramiento de la vida de la población. En estas ramas debemos esforzarnos con tesón para aumentar la producción recurriendo a nuestras materias primas, combustible y últimos logros científicos, en acato a la consigna de modernizar la economía y adecuarla a nuestra realidad, con el fin de activar el conjunto de la economía nacional y producir suficiente cantidad de materiales de hierro y acero y diversos artículos químicos necesarios para el fomento de la vida del pueblo.
Hay que priorizar decididamente las industrias eléctrica y carbonífera. Al tiempo que toman medidas para maximizar la generación energética en las centrales, trazarán acertadamente el plan de largo alcance para resolver radicalmente la falta de electricidad, se enfocarán en su cumplimiento y generarán más electricidad principalmente con los recursos hidráulicos y aprovechando asimismo la energía de la naturaleza como la eólica, la geotérmica y la solar. Deben elevar la producción en las minas carboníferas, resolver decisivamente el problema del transporte como el ferroviario y lograr innovaciones en cooperación de las ramas de electricidad, carbón y transporte ferroviario, con el objetivo de impulsar el progreso económico del país.
Es menester dedicar gran empeño en la industria ligera, renglón que desempeña un gran papel en la mejora de la vida de la población. A las fábricas de esta rama les corresponde acelerar con entusiasmo la modernización y la aplicación de la tecnología de CNC (control numérico computarizado –N.T.) y lograr la estabilidad productiva al elevar la proporción de uso de materias primas y materiales nacionales, mientras que todas las ciudades y distritos desarrollarán sus industrias acorde con la situación de cada cual, para la mayor producción de diversos artículos de consumo masivo de buena calidad.
Es preciso adoptar medidas estatales para desarrollar la pesquería. A ese sector le corresponde modernizar barcos y otros equipos de pesca e impulsarla con métodos científicos siguiendo el ejemplo de los pescadores del Ejército Popular que lograron capturar gran cantidad de peces en fiel cumplimiento de la orden del Comandante Supremo, para que todos los barcos regresen a sus puertos haciendo sonar la sirena en señal de la gran pesca. También le compete promover la maricultura en gran escala.
Es necesario proteger y aumentar de manera activa las riquezas del país, entre ellas los recursos subterráneos, forestales y marítimos, e impulsar con energía la reforestación con la participación de todo el pueblo hasta que todas las montañas se conviertan en frondosos bosques.
En todas las esferas de la economía nacional se fomentará el ahorro, además de aumentar la producción aprovechando al máximo sus potencialidades productivas y reservas internas. Ahorrar es producir y por ese conducto se revela el patriotismo. Reinará en toda la sociedad el espíritu de ahorro para consumir con eficiencia un vatio de electricidad, un gramo de carbón y una gota de agua y prevalecerá un ambiente en que todos aportan más a la vida económica del país con alto sentido de patriotismo y la conciencia de ser sus dueños.
Es menester mejorar decisivamente la dirección y la administración de la economía. Se reforzará, bajo el liderazgo del Partido, la dirección unificada del Estado sobre las actividades económicas y se propiciará que las empresas realicen sus labores con más responsabilidad y creatividad y que todos los trabajadores cumplan fielmente su misión y funciones como protagonistas de la producción y la gestión.
Hace falta dar grandes pasos de avance en la educación y otras ramas de la cultura.
Se mejorarán el contenido educativo, el método didáctico y las condiciones y el ambiente de la docencia conforme a la demanda de la revolución y la época que progresa y se producirán cambios en las labores educacionales incluida la educación secundaria general. A la salud pública le incumbe poner más empeño en el tratamiento y la prevención de enfermedades para el fomento de la salud de la población, de modo que todos disfruten de mayores beneficios del sistema sanitario del socialismo.
El arte y la literatura son como trompeteros e impulsores de la ofensiva revolucionaria para la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero. Se crearán muchas obras de gran valor ideológico y artístico que conmuevan el corazón de las personas y representen nuestro tiempo siguiendo el ritmo de la marcha de nuestra revolución y la realidad palpitante.
Hay que avivar la fiebre del deporte en todas partes del país. Los deportistas, con la ambición de ser campeones mundiales, se entregarán más al entrenamiento; se desarrollará la ciencia y técnica deportiva; se materializará la orientación de promover la participación masiva en esa actividad para hacer realidad el proyecto del Partido de convertir nuestro país en una potencia deportiva.
Continuaremos dedicando ingentes esfuerzos a elevar la capacidad de defensa nacional.
Consolidar las fuerzas armadas es la tarea más importante del Estado y la potencial militar garantiza la dignidad de la nación, la felicidad del pueblo y la paz.
Se reforzará y desarrollará el Ejército Popular como invencibles fuerzas armadas revolucionarias inspiradas en el espíritu del monte Paektu al total servicio del Partido y el líder, de la patria y el pueblo. A este efecto lo más importante es fortalecer las compañías, principales unidades de combate y centros de vida de los militares. Convertiremos todas las compañías en fuerzas élite preparadas tanto en el plano político-ideológico como en el técnico-militar y en queridas familias llenas de hermandad. Se intensificará la educación ideológico-política de los militares para prepararlos como hombres de firme idea y convicción, dispuestos a defender a riesgo de su vida el Palacio del Sol Kumsusan y el Comité Central del Partido. Mediante intensos ejercicios de combate y un movimiento de destacados tiradores de fusil y cañón, los militares poseerán una puntería certera, complexión fuerte y espíritu de férrea disciplina y se prepararán para combatir cada uno a cien enemigos.
En el Ejército de Seguridad Interior del Pueblo de Corea se establecerán firmemente el sistema de dirección del Partido y la disciplina revolucionaria para que sus miembros cumplan plenamente su noble misión y deber de defender al Líder, el régimen y el pueblo. La Guardia Roja Obrero-Campesina siempre estará lista para la batalla redoblando ejercicios militares.
A la industria de defensa nacional le incumbe producir mayor cantidad de modernas armas típicas ligeras, no tripuladas, inteligentes y precisas, los cuales multiplicarán nuestra capacidad de autodefensa.
Es indispensable consolidar aún más la base político-ideológica de nuestra revolución.
Pues ella constituye el baluarte que decide la victoria o la derrota en la batalla de defensa del socialismo y el fortalecimiento de las filas revolucionarias en lo político e ideológico es la tarea más importante para nosotros.
En este año de significación en que cumple 40 años la declaración del programa de transformación de toda la sociedad según el kimilsungismo elaborado por el gran General, fortificaremos al Partido en el plano organizativo-ideológico, formaremos a todos los miembros de la sociedad como kimilsungista-kimjongilistas y estrecharemos la unidad monolítica de las filas revolucionarias.
Es preciso establecer firmemente en el seno del Partido el sistema de dirección única, asegurar la pureza de las filas de sus miembros y elevar la función y el papel combativos de sus organizaciones. Intensificarán la educación ideológica entre los cuadros, militantes y otros trabajadores para que sigan, en cualquier momento y lugar, únicamente a los grandes compañeros Kim Il Sung y Kim Jong Il y a nuestro Partido y piensen y actúen según la idea y voluntad del Partido. Se mantendrán alerta ante cualquier manifestación y factor que afecte y perjudique la unidad de las filas del Partido y la revolución, por insignificante que sea, y los eliminarán implacablemente. Necesita arreciar la lucha contra las ideas extrañas y las corrupciones que minan nuestro régimen y frustrar totalmente las maniobras de la penetración ideológica y cultural del enemigo.
Con miras a dar grandes saltos en todos los sectores de la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero, es imprescindible activar al máximo la potencial espiritual de las masas. Esto es la mayor posibilidad de la creación e innovación y la clave fundamental para lograr éxitos admirables. Es necesario realizar una dinámica campaña de educación ideológica, la de propaganda y agitación, encaminada a incentivar la potencial espiritual de los militantes del Partido y otros trabajadores. Todos personificarán el patriotismo de Kim Jong Il y lo aplicarán en todos los aspectos de la práctica, realizando méritos heroicos en la orgullosa empresa para construir un país socialista rico, poderoso y civilizado.
Urge establecer una firme disciplina y orden revolucionario en todos los campos de la lucha revolucionaria y la labor constructiva, factor importante para demostrar en alto grado la superioridad de nuestra sociedad regida por el colectivismo y obtener éxitos en todas las tareas. En todos los sectores y unidades se cumplirán estrictamente las políticas y orientaciones del Partido y las leyes, resoluciones y directivas del Estado, y todos los funcionarios y trabajadores, conscientes de ser dueños de la sociedad y ciudadanos de la República, respetarán las leyes, las reglas y el orden.
Los cuadros deben esforzarse por todos los medios para cumplir su misión como miembros de mando de la revolución y fieles servidores del pueblo.
Con absoluta lealtad hacia el Partido, alto sentido de responsabilidad y gran entusiasmo programarán ambiciosos proyectos y lucharán con tesón para realizarlos hasta sus últimas consecuencias, cumpliendo así infaliblemente lo que el Partido se propone.
Tomarán por norma inviolable de su trabajo la demanda y el interés del pueblo y se esforzarán para satisfacer sus deseos y gustos y para beneficiarlo. Respetarán con infinita sinceridad la demanda del pueblo, la voz de las masas, y siempre se comportarán y trabajarán como sus fieles servidores.
Hace 20 años el gran Líder Kim Il Sung dejó su última firma en un documento de trascendencia histórica relacionado con la reunificación del país.
Este año, en cumplimiento de su legado y el del General, debemos lograr avances en el movimiento por reunificar el país.
Con miras a resolver el problema de la reintegración territorial en correspondencia con el deseo y voluntad de los compatriotas, es preciso rechazar la intervención de las fuerzas extranjeras y mantener con firmeza el principio de Entre nosotros, los connacionales.
Los protagonistas de la reunificación del país son todos los coreanos del Norte, el Sur y en el ultramar y podemos lograrla de manera independiente de acuerdo con el interés y la exigencia de la nación solo cuando nos atengamos al referido principio. Apelar a las fuerzas extranjeras para conseguir la “cooperación internacional” en cuanto al problema de la nación, el de las relaciones Norte-Sur, es un humillante acto servil y traicionero que deja el destino de la nación a su libre albedrío. El Norte y el Sur deben mantener la independencia estipulada en los tres principios de la reunificación del país y la Declaración Conjunta Norte-Sur, sostener firmemente la posición de Entre nosotros, los connacionales, y respetar e implementar fielmente las declaraciones conjuntas.
Es ineludible luchar por salvaguardar la seguridad y la paz de la nación.
Los bélicos estadounidenses y surcoreanos hacen frenéticos ejercicios de guerra contra el Norte concentrando gran cantidad de armas nucleares en la Península Coreana y en sus alrededores. Por eso se crea una situación tan crítica que un pequeño choque militar eventual puede desembocar en una guerra total. Si estalla aquí una nueva contienda, esta supondrá una espantosa catástrofe nuclear, de la cual ni siquiera Estados Unidos puede estar a salvo. Todos los integrantes de la nación coreana no deben permitir en absoluto las maniobras de enfrentamiento y de guerra de los belicistas del interior y exterior del país y frustrarlas resueltamente.
Urge crear un ambiente propicio para mejorar las relaciones entre el Norte y el Sur.
Provoca dolor el simple hecho de que la nación esté dividida por culpa de las fuerzas foráneas. También resulta intolerable promover la difamación, el antagonismo y la antipatía entre los compatriotas, situación que puede ser aprovechada por las fuerzas extranjeras que no desean la reunificación de Corea. Ha llegado el momento de poner el punto final a la calumnia inútil y dañina, y no se debe permitir por más tiempo el perjuicio a la reconciliación y la unidad. A las autoridades surcoreanas les corresponde renunciar al enfrentamiento imprudente contra otra parte de la nación y a la campaña de reprimir el “pro-Norte”, así como optar por mejorar las relaciones bilaterales en atención a la demanda de los compatriotas, a favor de la independencia, la democracia y la reunificación de la patria. Admitiremos a todos los que aprecian la nación y desean la reintegración, independientemente de su pasado, y también en el futuro, nos esforzaremos de modo activo por mejorar las relaciones intercoreanas.
Todos los compatriotas del Norte, el Sur y el extranjero, firmemente unidos bajo la bandera del patriotismo auténtico, el ideal Entre nosotros, los connacionales, se levantarán con energía en la lucha a escala nacional para la reunificación territorial, y abrirán así una nueva fase para la reunificación independiente, la paz y la prosperidad.
El año pasado la intervención y las maniobras de guerra de los imperialistas que amenazaban la independencia de los Estados soberanos y el derecho a vivir continuaron sin cesar en el ámbito internacional.