sexta-feira, 18 de dezembro de 2015

Declaración del vocero del MINREX


Los activos y sinceros esfuerzos del gobierno de nuestra República destinados a preservar una estable y duradera paz en la Península Coreana tropiezan con aviesos desafíos de Estados Unidos.

Le habíamos propuesto concluir el acuerdo de paz, como una vía más razonable para terminar el vicioso ciclo de la tensión y confrontación que perdura siglo tras siglo durante más de 60 años.
Nuestra demanda apremiante al respecto tiene el objetivo de eliminar su política hostil contra la RPDC, causa raigal de todos los problemas.

Solo cuando se ponga fin a su política de hostilidad y disuelvan las relaciones hostiles entre ambas partes, se puede lograr una duradera paz y estabilidad en dicha Península. Esto es una evidente razón que es comprensible para cualquiera y cuenta con las simpatías de todo el mundo.

Con todo, EE.UU., lejos de tratar de buena gana nuestra oferta imparcial y justa, nos responde con concretizar más en acciones su dicha política, ya calificada de “estrategia fracasada”.
Por su ejemplo representativo se puede tomar sus reciéntes más insensatas maniobras de “sanción” contra la RPDC.

EE.UU. no deja de apuntar arbitrariamente en la lista de “sanción” a nuestros organismos militares, comerciales y de la industria de defensa nacional e incluso diplomáticos, lo que encierra un malsano intento político de manchar nuestra imagen internacional y hacerles a otros países escrupulizar el negocio con nosotros, sofocando así nuestra economía en conjunto, es decir, no sólo la industria bélica sino también el sector de producción civil.

En ocasiones que se les dan, las autoridades estadounidenses dicen que no tienen un propósito de enemistad contra la RPDC, pero, de hecho se comportan diferentemente.

EE.UU., cautivado por una patológica negación a nosotros, perdió por completo el sentido para con la realidad y se porta a tontas y a locas sin saber quién es su contraparte.

Su alboroto de “sanción” avivará, más bien, el espíritu de la clase obrera de nuestra industria bélica de apoyarse en las propias fuerzas y su potencial y, a fin de cuentas, dará lugar a la elevación de proporción de uso de los materiales de producción nacional en nuestra industria militar.

Si EE.UU. sigue recurriéndose de tal manera a su anacrónica política hostil contra la RPDC, le tocará más que un trágico resultado inesperado.

16 de diciembre de 2015
Pyongyang

Símbolo da divisão e do confronto Muro de Hormigón


Coréia do Sul: Um Estado sem soberania militar

A muralha de concreto (construída em 29 de dezembro de 1979, pelas autoridades surcoreanas) serviu de símbolo da cisão nacional e de confronto entre o Norte e o Sul durante 36 anos.

Dividiu 122 povoados, 8 distritos e cortou completamente 3 vias férreas, 4 rios e mais de 220 estradas. O curso da água dos rios acabou interrompido, os animais salvagens que cruzavam livremente de Norte ao Sul foram mortos e o ambiente natural e ecológico, gravemente destruído.

O tal muro não é só um obstáculo físico. De 5 a 8 metros de altura, de 10 a 19 metros de largura na parte inferior e de 3 a 7 metros na superior e com a faceta norte vertical e a sul ligeiramente inclinada, o muro possui casamatas e diversas armas pesadas, assim como, a intervalos de certa distância, portões de ferro com interruptor automático para deixar a grande coluna de efetivos moverem rápidamente (detrás dele estão estacionados os tanques, carros blindados e outros veículos militares). Isto significa que o muro é uma grande estrutura militar, desenhada e construída a favor da operação de ataque ao Norte. Na realidade, serve às tropas norte-americanas e sul-coreanas de base para perpetrar a maioria das provocações militares contra o Norte.

A existência da muralha acentua o fato de que atualmente a Península Coreana constitui um latente foco de guerra que ameaça a paz e a segurança mundial.

Na Terra há incontáveis muros e construções militares grandes e pequenas, mas nenhuma divide em duas partes um território pátrio nem promove o enfrentamento entre os compatriotas, como faz a muralha de concreto da península coreana.

A paz e segurança desta península é a do mundo, o qual é reconhecido pela sociedade internacional.

Deve-se desmantelar sem demora a muralha de concreto que não só causa incontáveis desgraças e provações à nação coreana como também põe a península coreana em permanente estado de enfrentamento e conflito.

FARC e o governo da Colômbia assinam acordo e declaram mais próximo o fim do conflito


O governo colombiano de Juan Manuel Santos e as Forças Armadas Revolucionárias da Colômbia, FARC, assinaram na terça-feira (15/12) um importante acordo que estabelece a criação de um "sistema integral" para o ressarcimento das vítimas do conflito armado que infelicita o país há mais de 50 anos, e para o esclarecimento do conflito. Esta questão é o quarto de cinco pontos em que as partes devem se pôr de acordo para que finalizem as negociações que acontecem desde ano passado em Havana, Cuba.
De acordo com Iván Márquez, chefe da delegação das FARC nos diálogos de paz, a Jurisdição Especial para a Paz terá competência para estabelecer as responsabilidades de todos os atores: combatentes, não combatentes, agentes estatais, civis que patrocinaram os paramilitares e paramilitares “que tenham desfrutado de impunidade”. “Não haverá imunidade alguma para funcionários do Estado” responsáveis por violações, afirmou.

VERDADE, JUSTIÇA E REPARAÇÃO
O comunicado foi assinado em presença de dez vítimas que já haviam relatado suas vivências durante o conflito ante a mesa de diálogo. “Temos uma boa notícia para o mundo. Este acordo prognostica o fim do conflito”, afirmou Humberto de La Calle, negociador-chefe do governo colombiano no processo de paz, sobre o tratado denominado “Acordo sobre as Vítimas do Conflito ‘Sistema Integral de Verdade, Justiça, Reparação e Não Repetição’, incluindo a Jurisdição Especial para a Paz e o Compromisso sobre Direitos Humanos ”.

Márquez ressaltou que este é o primeiro acordo de paz que se conseguiu na Colômbia que não se encerrou com uma anistia para os que intervêm no conflito, mas que através da criação de uma jurisdição especial para a paz se poderão conhecer todas as violações de direitos e sobre todos os responsáveis destas.

O governo de Juan Manuel Santos, presidente da Colômbia, e as FARC anunciaram em setembro que querem alcançar um acordo definitivo no máximo até março de 2016.

As partes devem agora acordar as condições para o fim do conflito, o último ponto da agenda de paz, assim como fazer algumas emendas aos três acordos prévios. Até agora foram firmadas resoluções sobre a reforma agrária, a futura participação política da guerrilha e a luta contra o narcotráfico.

Autoridades surcoreanas deben apoyar proyecto de reunificación federal


El Presidente Kim Il Sung, eterno Sol de la nación coreana expuso la propuesta de fundar la República Federal Democrática de Koryo, el 10 de octubre del 69 (1980) de la Era Juche en el histórico VI Congreso del Partido del Trabajo de Corea e iluminó el más correcto rumbo y remedios para la realización de la reunificación de la patria.
La propuesta toma por contenido principal fundar un gobierno unido nacional en el que el Norte y el Sur, sobre la base del reconocimiento y tolerancia recíprocos de las ideologías y regímenes existentes, instruyan un estado unido nacional con la participación igualitaria y, bajo la jurisdicción de este gobierno, ejerzan autonomía regional con iguales facultades y obligación.
En las condiciones de que en el Norte y el Sur de Corea existen durante casi 70 años diferentes ideologías y regimenes y ambas partes mantienen sus sistemas, el proyecto de sistema federal constituye la más real de reunificación que posibilita realizar de manera pacifica e imparcial la reunificación del país conforme a la voluntad, demanda e interés de toda la nación coreana.
El Dirigente Kim Jong Il, quien presentó como sagrado deber nacional la realización brillante de esa empresa en acato al propósito del Presidente, ofreció con el sublime amor a la nación la época del 15 de junio para la reunificación y abrió una clara perspectiva para el particular.
En la Declaración Conjunta del 15 de Junio, el Norte y el Sur de Corea reconocieron que tienen los puntos comunes entre la propuesta de federación de la etapa baja de la parte Norte y la de confederación de la parte Sur y acordaron orientar la reunificación en ese rumbo.
Esto es el acuerdo logrado solamente por ambas partes en la larga historia de la división nacional en relación con el modo de la reunificación, lo cual fue apoyado y aplaudido unánimemente por parte de todos los connacionales y la sociedad internacional.
Hoy en día, bajo la dirección del Mariscal Kim Jong Un quien apoya el legado de los grandes Generalísimos alusivo a la reunificación de la patria, el gobierno de la RPDC hace ingentes esfuerzos por la mejora de las relaciones del Norte y el Sur y la reunificación de la patria.
Pero, el deseo y los esfuerzos de toda la nación por la reunificación del país se tropiezan con el desafío grave de las fuerzas anti-reunificación y se interponen todavía un gran obstáculo y dificultades.
Ahora en la Península Coreana perdura el estado de división, lo cual no se debe a la carencia de remedios de reunificación sino a las maniobras de la "reunificación mediante la absorbición" de las autoridades surcoreanas tendentes a internacionalizar este problema interno de la nación abogando por supuestas "teorías de unificación" de varios tipos para mantener el poder cada vez que cambiaba el "gobierno" en el Sur de Corea.
La actual autoridad surcoreana Park Geun-hye enumera sofismas como "proceso de confianza de la Península Coreana" y "Declaración de Dresden" discutiendo aquí y allá sobre el asunto de reunificación.
Para colmo, ella puso abiertamente su ambición de "reunificación mediante la absorbición" relacionando a la fuerza el problema de reunificación de nuestro país con la unificación de Alemania hasta en la escena de la ONU.
Tales conductas devienen el desprecio sobre la contraparte, muestra de la política conflictiva y provocación grave.
La peligrosidad de las maniobras, a que recurren las autoridades surcoreanas, no solamente reside en repetir la campaña conflictiva del predecesor sino también en perseguir el objetivo malsano de poner en auge el ambiente anti-RPDC mediante la "cooperación internacional" soñando con la "reunificación mediante la absorbición" que causará sólo la confrontación fratricida y la guerra en la Península Coreana.
Si la sociedad internacional desea la paz, la estabilidad y la reunificación de esta región, debe darse clara cuenta de que el actual enfrentamiento Norte-Sur es el de medio de reunificación y de que el intento anacrónico de las autoridades surcoreanas desencadenará sólo la guerra y apoyar el proyecto de reunificación mediante la fórmula federal, acordado entre ambas partes de Corea.
Si las autoridades surcoreanas tienen de verdad interés en la reunificación, no deben discutir sobre la reunificación en el extranjero sino aclarar su posición de aceptar o no el debate nacional sobre el asunto de reunificación por el medio federal, ya acordado entre el Norte y el Sur.

quarta-feira, 9 de dezembro de 2015

Hazañas de Kim Jong Il en reunificación de Corea


Con motivo del 4º aniversario del deceso(el 17 de diciembre) del Dirigente Kim Jong Il del pueblo coreano, se recuerdan especiales méritos del Dirigente quien presentó las Tres Cartas para la Reunificación de Corea como gran programa de reunificación de la nación coreana común.

La formulación de las Tres Cartas para la Reunificación de Corea por el Dirigente constituye una indeleble hazaña ideo-teórica de la reunificación de la patria coreana a ser registrada como letra dorada en la historia de la nación coreana para la reintegración territorial.

Los principios fundamentales iluminados por las Cartas en cuestión son la independencia, la reunificación pacífica y la gran unidad nacional de Corea.

Las Tres Cartas para la Reunificación de Corea devienen programa común de la nación, cuya veracidad y carácter realista fueron comprobados en el movimiento por la reunificación de la patria coreana.

El Dirigente formuló y sistematizó en lo ideo-teórico las proezas del eterno Presidente Kim Il Sung por la reunificación de la patria y dirigió sabiamente la lucha del pueblo coreano por poner en práctica las mencionadas cartas.

Gracias a sus abnegados esfuerzos patrióticos, se ha celebrado dos veces la cumbre Norte-Sur por primera vez en la historia de división nacional y quedaron publicadas ante todos los coreanos y el mundo la Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre, programa de implementación de la primera.

Después de publicados esos documentos íntercoreanos, se activaron los diálogos y contactos N-S, se conectaron los ferrocarriles y carreteras cortados, se devolvieron los ex presos de largas condenas no abjurados, se realizaron los encuentros entre los familiares y parientes separados en el Norte y el Sur y se fundó la zona industrial de Kaesong, símbolo de cooperación económica N-S.

Estos acontecimientos emocionantes demostraron la vitalidad de aquellas 3 cartas.

La "unificación", de que habla tanto el "poder" de Park Geun-hye, es la "de absorción" al estilo alemán y una teoría conflictiva que reviste el carácter antipaz y anti-reunificación.

Las actuales autoridades surcoreanas intentan instituir aparte la "Carta de Unificación" porque no les gustan los principios de independencia y el proyecto de reunificación mediante la fórmula federal que son puntos claves de las arriba referidas Cartas comunes de la nación.

Si ellas tienen la mínima intención de expiar ante la nación y la historia, deben revitalizar el espíritu del ideal "Entre nosotros, los connacionales" y recuperar la soberanía en los problemas de relaciones íntercoreanas y reunificación.

Deben respetar las Tres Cartas para la Reunificación de la Patria Coreana, confirmadas ya como gran programa común de la nación mediante los acuerdos íntercoreanos, y aceptar la discusión pannacional sobre los remedios de su materialización.