segunda-feira, 30 de dezembro de 2013

Hazañas del Mariscal Kim Jong Un hechas por la patria y el pueblo



Hoy cumple 2º aniversario del nombramiento del Mariscal Kim Jong Un como Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.
El 30 de diciembre del 100 (2011) de la Era Juche, el Mariscal fue nombrado en el cargo cimero del EPC y este evento histórico tiene suma importancia para el incremento de las fuerzas revolucionarias coreanas y el cumplimiento de la causa revolucionaria del Juche.
Gracias a ese día, continuó con firmeza la tradición de invencibilidad de la patria y se abrió la época de lucha y cambio para crear la nueva historia de la Corea del Songun con el poderío de las fuerzas armadas del monte Paektu, comienza el diario Rodong Sinmun y continúa:
Bajo la guía del Mariscal, el EPC se fortaleció como fuerzas revolucionarias de flor y nata en todos los aspectos como lo ideo-político, lo estratégico-táctico y lo técnico-militar y todo el país quedó fortificado de manera inexpugnable mientras en el enfrentamiento con EE.UU. se lograban victorias fulminantes dignas de registrarse en letras doradas en la historia nacional.
El Comandante Supremo infundió en el corazón de los militares el patriotismo de Kim Jong Il plantando con ellos los árboles y les redobló el ánimo y el coraje visitando los puestos en la primera línea del frente donde se ven los enemigos armados atrincherados.
Para transmitir eternamente los méritos de los marineros caídos heroicamente durante el cumplimiento de su misión, él tomó la medida de construir un cementerio para ellos y se hizo el dueño de esta tumba. Este episodio de camaradería revolucionaria se transmitirá siempre en la historia de construcción del ejército.
Asignó al EPC la tarea de construir creaciones monumentales y condujo a los constructores militares a abrir la era de prosperidad de la construcción mediante la campaña de creación de la "velocidad Masikryong".
2 años pasados, en que el ejército y el pueblo de Corea vinieron luchando con el Mariscal Kim Jong Un como Comandante Supremo, fueron los días de victoria y gloria en que se mantuvieron firmemente las hazañas logradas por los Generalísimos por la construcción del ejército y se incrementó mil veces el poderío del ejército revolucionario del monte Paektu.

Extraordinario arte de mando



Se trata del arte de mando de Kim Jong Un, Dirigente de la República Popular Democrática de Corea, que conduce hacia la victoria la construcción de un Estado poderoso y próspero, que llama la atención de la sociedad internacional.

Kim Jong Un propone la suprema meta y el gran proyecto en la construcción de un Estado poderoso y próspero.
Uno de los primeros días de abril de 2013 él revisó el plan de conformación del futuro Complejo de Servicios Acuáticos de Munsu. Lo vio atento y les recomendó a los funcionarios correspondientes que los toboganes que instalar, eran pocos, que previeran colocar algunos más. Los oyentes se quedaron asombrados porque el número de los dispositivos reflejado en el plan era mucho más que el (de 5 a 7, a lo sumo) de los emplazados en el supuestamente moderno local de estanques con fines recreativos de otro país. Instalemos algunos toboganes más, pero no los ordinarios sino los de alto grado, lo cual les agradará a los jóvenes sensibles a lo nuevo. Debemos construir, aunque sea una cosa, la mejor del mundo, advirtió. Como resultado, 14 toboganes fueron colocados y el complejo se hizo el de primera categoría mundial.
Gracias a Kim Jong Un, deseoso así de lo superior, en Corea, no solo el referido complejo sino también el Club de Equitación de Mirim y la Pista de Esquí en el Monte Masik preparados recientemente son de talla mundial.
Kim Jong Un definió “la unidad monolítica más la invencible potencial militar más la revolución industrial de la nueva centuria es el Estado socialista poderoso y próspero” y presentó no solo una elevada meta de la construcción de la potencia económica sino también la de un Estado civilizado socialista. Asimismo propuso hacer del país en unos años cercanos país líder en el deporte.
Kim Jong Un se vale del poderío de la gran unidad militar-civil para impulsar vertiginosamente la construcción de un Estado poderoso y próspero.
En su visita a la obra de construcción de las pistas de esquí del monte Masik en la parte oriental del país a finales de mayo de 2013 evaluó altamente la gesta de los militares que cumplieron en menos de un año casi la mitad de la tarea que otros no pudieran hacer ni en los 10. Unos días después emitió un llamamiento en el que convocaba a crear con la fuerza de la gran unidad militar-civil la velocidad Masikryong y terminar incondicionalmente la mencionada obra en el mismo año. Es él quien enunciando la importancia de la roturación de la meseta de Sepho en el este del país, la conversión de esta en una extensa base pecuaria, sugirió movilizar en esta empresa a todo el ejército y el pueblo y también quien propuso que estos se colaboraran en acondicionar la capital y las localidades a la altura de un Estado poderoso y próspero.
Su dirección dio pie a grandes innovaciones y saltos.
En el ambiente en el que el ejército sirve de vanguardia y otros sectores del pueblo aprenden de su espíritu y estilo de trabajo, muchas fábricas y empresas superaron el nivel de suprema producción anual y también el sector de la agricultura procuró alcanzar la meta de suprema producción cerealera. El Área de Recreo del Pueblo de Rungna, el Complejo de Servicios de Higiene de Ryugyong, el Centro de Patinaje al Aire Libre del Pueblo, la Pista de Patinaje en Línea y el Centro de Investigación del Tumor Mamario de la Casa de Maternidad de Pyongyang inaugurados en el año 2012, el Reparto de los Científicos de Unha, el Complejo de Servicios Acuáticos de Munsu, el Club de Equitación de Mirim, el Hospital de Estomatología de Ryugyong y el de los Niños de Okryu, en el de 2013, y muchos otros edificios magníficos son levantados por los militares solo en un año o algunos meses.
El arte de mando de Kim Jong Un consistente en orientar a los militares y civiles a que se movilicen como un solo hombre en la construcción de un Estado poderoso y próspero y registren prodigios, admira a la sociedad internacional.
Él continúa el recorrido de trabajo para llevar esta construcción a un nuevo auge.
Un día de julio de 2013, a los cuadros dijo que para levantar un estado socialista, poderoso y próspero, como Kim Jong Il también él realizaba el viaje de trabajo alojándose y comiendo en el tren y que ya estaba acostumbrado a hacer esto.
Es verdaderamente interminable su visita de orientación a los sectores y las unidades de economía, cultura, etc. Solo en mayo y junio de 2013 orientó sobre el terreno más de 60 unidades. Estuvo varias veces en las obras de construcción del Complejo de Servicios Acuáticos de Munsu, la Pista de Esquí del Monte Masik y otros objetos específicos, donde conoció de la marcha de la obra y tomó medidas pertinentes. En cuanto a la construcción del Complejo de Servicios Acuáticos de Munsu, revisó 113 planes de su conformación y en septiembre se personó tres veces en la obra de construcción para orientarla.
Donde él pone sus pies y a donde presta atención, se registran prodigios que metamorfoseen el cielo y la tierra, lo cual es precisamente la actualidad de Corea.
Corea orientada por Kim Jong Un realizará con éxito en un futuro no lejano la causa de la construcción de un Estado poderoso y próspero.

segunda-feira, 16 de dezembro de 2013

Kim Jong Il y la nieve



Al recordar toda la vida de Kim Jong Il (16 de febrero de 1942-17 de diciembre de 2011), Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea, viene a la memoria antes que nada una cosa, la nieve.
Él nació en febrero cuando cae nieve en el Paektu, el más alto monte de Corea, y se despidió de su pueblo en diciembre bajo la nieve.
También toda su existencia estuvo impregnada de la filosofía de la nieve, que no solo purifica el alma de la persona sino que derritiéndose, moja la tierra. La nieve, diríase, implica la filosofía de la más noble vida humana consistente en consagrar con honestidad todo lo suyo en aras de la prosperidad del país y la felicidad del pueblo.
Kim Jong Il vivió con castidad.
El año 1994 el Presidente Kim Il Sung, fundador de la Corea socialista, falleció improvisadamente. Según una norma internacional, el deceso de un jefe de Estado es seguido pronto por la ocupación de su cargo por otra persona, pero en Corea más de 3 años enteros el presidente del Estado estaba vacante, portentoso producto del sublime e inmaculado sentido de obligación moral de Kim Jong Il que quiso enaltecer de continuo a Kim Il Sung. En virtud de él, Corea legalizó tener a Kim Il Sung como eterno Presidente del país y pudo guardar sus restos con la imagen que tenía en su vida.
Kim Jong Il no hizo nada para sí mismo. Siempre puesto de chaqueta ordinaria, estaba de viaje de trabajo y tomaba duermevela para reponerse de cansancio, pero hizo preparar por doquier modernas fábricas, viviendas y lugares de descanso para el fomento del bienestar del pueblo; levantar monumentos y estatuas en honor de los mártires revolucionarios y otros que protagonizaron grandes méritos a favor del país; y no quiso hacerlo para sí mismo. No tuvo a su disposición ni una de muchas cosas regaladas a él por coreanos, jefes de Estado y partido y celebridades de otros países, sino que logró guardarlas en el Museo Estatal de Regalos y la Exposición Permanente de Amistad Internacional para que cualquiera las pudiera ver.
Kim Jong Il atendió solícitamente como generoso padre de una gran familia armoniosa a todos los norcoreanos, entre los cuales figuraban no solo los obreros, campesinos e intelectuales sino también los que anteriormente cometieron delitos ante la nación, incluido Jong Ju Yong, exjefe del grupo Hyundai surcoreano, quien conmovido por su amor a la nación y política abarcadora, consagró el resto de su vida para la prosperidad y reintegración de la nación.
Kim Jong Il fue amable con mucos extranjeros en lucha por la independencia, la paz y la justicia.
El político socialista debe tener competencia, pero primero amar sin límites al pueblo, dijo. En su viaje de trabajo, visitando casas de las personas, conoció de los detalles de la vida, bendijo el porvenir de los descendientes e incluso puso nombre a los que vieran nacer; les envió comidas a todos los viejos del país que cumplían 100 años de nacimiento; acogió en su regazo a más de 60 personas no abjuradas que llevaron decenas de años de vida carcelaria en Corea del Sur, las honró y les preparó la vida más dichosa; e hizo enviar a una mujer que tuvo grave quemadura en la cara mientras defendía las riquezas del país del fuego en un monte a un famoso hospital extranjero para rescatarle su belleza original.
Kim Jong Il se abnegó para sus connacionales y extranjeros progresistas.
¿Por qué yo no sentiría dificultad y no querría reposar junto con mis familiares aunque fuera una fiesta, por la noche? También soy hombre y amo más que nadie la vida. Pero el pueblo es más valioso que nada y para él trabajo sin descanso consagrando lo todo personal, dijo cierta vez.
Su mayor alegría era ver a las personas felices. Para esto continuó su viaje de trabajo por encima de la brasa solar y el rigor de frío. Sin titubeo entró en el frente de arranque de la mina, de cuyo techo caía agua, y caminó por el intrincado lindero. También en el camino de largo viaje al extranjero pensó en su pueblo que había dejado atrás. Un delegado plenipotenciario del presidente ruso que lo acompañó, en su obra escribió: el Presidente del Comité de Defensa Nacional Kim Jong Il es Dirigente que reflexiona y devana los sesos cuanto pueda solo para la felicidad de sus compatriotas, lo cual no es casual.
Uno de los últimos días de su vida al personal médico que preocupándose por la gravedad de su enfermedad suplicaron renunciar a hacer viaje de orientación, dijera: Mil perdón, doctores. Yo no puedo hacer lo que dicen ustedes. Más bien, obedezcan a mí.
Su abnegación hizo posible que Corea defendiera el socialismo y entrara en una nueva fase de progreso, de la construcción de un país poderoso y próspero, que terminara la era en la que los imperialistas intimidaban con armas nucleares a Corea y que la Península Coreana y el resto de Asia del Noreste se eximieran del peligro de la guerra nuclear.
Su sublime vida la evocarán en todo momento el coreano y otros pueblos progresistas.

quarta-feira, 11 de dezembro de 2013

Kim Jong Un envía mensaje a los participantes en cursillo de la rama de construcción



Pyongyang (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un envió el día 8 a los participantes en el gran cursillo de los funcionarios de la rama de construcción un mensaje intitulado "Abramos la época de gran prosperidad en la construcción materializando cabalmente la idea autóctona del partido sobre la arquitectura".
En este trabajo, él señaló que el Partido del Trabajo de Corea concede mucha importancia a las labores de la rama de construcción.
Destacó que el partido tiene la firme decisión de abrir la nueva época de prosperidad de la patria al crear la nueva historia de construcción de la Corea del Songun desarrollando el actual período de prosperidad a la época de esplendor y extender la antorcha de innovaciones de la rama a la de grandes saltos en todos los sectores de la construcción socialista.
Prosiguió que la historia de construcción de nuestra patria es la orgullosa en que gracias a la extraordinaria idea de arquitectura de los grandes Generalísimos Kim Il Sung y Kim Jong Il y la sabia dirección de ellos, se lograron milagros y cambios acortando el siglo con el espíritu de Chollima redoblado por la batalla de velocidad.
Hoy en día, bajo la dirección del partido, se abrió en el territorio patrio el tiempo de esplendor de la construcción y como resultado, se hace realidad el proyecto de los Generalísimos de construir un Estado próspero, apuntó.
Evaluó como héroes de la era del Songun y tesoros del Partido del Trabajo de Corea a los constructores, inclusive los uniformados del Ejército Popular, quienes trabajaron derramando sudor y hasta sangre para cumplir el proyecto de construcción del partido y demostraron así con acciones que Corea cumple a toda costa lo que se propone y nuestra patria avanza a galopes manifestando a todo el mundo su inteligencia e ímpetu.
Enseñó que la autóctona idea y teoría del partido sobre la arquitectura y su política de construcción constituyen la orientación directiva para cumplir con éxito el magno proyecto y la ambiciosa meta de construcción que se presentan.
La autóctona arquitectura socialista es en su esencia la de dar primacía a las masas populares, dijo y continuó en el sentido siguiente:
Puesto que las masas populares son creadoras y gozadoras de la arquitectura, hay que conceder prioridad en la construcción a la aspiración, demandas y comodidades de ellas y asegurar perfectamente el carácter ideo-artístico y la utilidad de acuerdo con el sentimiento y el gusto estético del pueblo.
Al materializar el principio de dar primacía a las masas populares en la construcción, tenemos que mantener con firmeza el espíritu Juche, combinar correctamente la nacionalidad y la modernidad, superar el nivel mundial y edificar a una gran velocidad las obras arquitectónicas monumentales que resulten impecables hasta en el remoto futuro.
He aquí el principio fundamental que debemos mantener en la construcción y el núcleo de la autóctona idea de la arquitectura.
"¡Abramos la época de gran prosperidad en la construcción materializando cabalmente la idea autóctona del partido sobre la arquitectura!", esto es la consigna combativa que deben tomar hoy los funcionarios y los trabajadores del sector de construcción, afirmó el Mariscal e indicó las tareas y remedios que se presentan en esta rama.
En el sector de construcción, se debe elevar a la altura mundial todas las labores de construcción del país registrando un cambio revolucionario en el diseño, la ejecución de obras y la producción de materiales de construcción.
La demanda política de nuestro partido para desarrollar el sector de diseño, ejecución y producción de materiales de construcción consiste en observar estrictamente el principio de asegurar el confort primero y estética después y anteponer la infraestructura a la superestructura, realizar en alto nivel la especialización, la industrialización y la modernización y terminar de un tirón las obras librando la campaña aniquiladora y tridimensional.
Ante todo, hay que desarrollar rápido el sector de diseño arquitectónico.
Los diseñadores deben garantizar en el máximo nivel el proyecto conforme al propósito del partido y la aspiración del pueblo, teniendo presente que en sus mesas de proyectista se dibuja el futuro del país civilizado.
Es preciso registrar nueva innovación en la ejecución de obras.
Aunque el diseño fuese muy bueno, si no lo ejecuta con calidad no se puede construir edificios excelentes conforme a las demandas del partido y el pueblo.
Hay que producir viraje trascendental en la producción de materiales de construcción.
Haciendo metáfora con los asuntos militares, esos materiales son balas y bombas.
Para abrir en la construcción la era de gran prosperidad, hay que elevar la responsabilidad y el papel de los funcionarios y los trabajadores del sector.
Se debe desarrollar en la etapa alta la ciencia y técnica de la construcción.
La ciencia y la técnica son la fuerza motriz que impulsa la construcción al desarrollo continuo y el atajo para abrir la era de gran prosperidad de la construcción reside en desarrollarlas con rapidez.
Hace falta prestar gran atención a la formación de científicos y técnicos talentosos de la rama.
Es preciso mejorar y fortalecer la supervisión y el control de la construcción.
Al final de su mensaje, Kim Jong Un subrayó que los funcionarios y los trabajadores de la rama de construcción deben producir en los campos de construcción grandes saltos e innovaciones con el fervor de hacer realidad el magno proyecto de construcción del partido, de modo que se manifestaran a todo el mundo el gallardo aspecto de la potencia del monte Paektu e ímpetu de la Corea del Songun.