sexta-feira, 8 de janeiro de 2016

El gobierno de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el día 6 la siguiente declaración.


Ahora, todos los militares y civiles coreanos logran cada día el gran avance con los milagros deslumbrantes y proezas al movilizarse con audacia en la ofensiva general para adelantar la victoria final de la causa de la revolución del Juche apoyando de todo corazón el llamamiento combativo del Partido de los Trabajadores de Corea.

En este tiempo conmovedor ocurrió el gran acontecimiento que se registrará especialmente en la historia nacional de 5 mil años estremeciendo esta tierra. Según la decisión estratégica del PTC tuvo lugar con éxito la primera prueba de la bomba de hidrógeno de la Corea Socialista a las 10:00 del día 6 de enero del 105 (2016) de la Era Juche.

A través de la presente prueba basada totalmente en nuestra sabiduría, nuestra técnica y nuestras fuerzas, comprobamos que son exactos los datos técnicos de la recién desarrollada bomba H para el ensayo y dilucidamos en lo científico el poderío de la bomba H minimizada. Se verificó que el presente ensayo realizado segura y perfectamente, no ejerció cualquiera influencia negativa al medioambiente ecológico del contorno.

La reciente prueba deviene la etapa más alta del desarrollo de las fuerzas armadas nucleares de la RPDC. Gracias a este éxito más perfecto a ser registrado especialmente en la historia, la RPDC entra a la primera línea de los países poseedores de armas nucleares, que cuentan con bombas de hidrógeno, y el pueblo coreano exalta el ímpetu de de la nación orgullosa que posee el más poderoso armamento disuasivo nuclear.

El presente ensayo deviene la medida autodefensiva para defender estrictamente la soberanía del país y el derecho a la subsistencia de la nación desde las cada día más crecientes amenazas y chantajes nucleares de las fuerzas hostiles encabezadas por EE.UU. y asegurar más fidedignamente la paz de la Península Coreana y la estabilidad regional. Después de la aparición de la palabra "hostilidad" en este mundo, no hubo otra como la tan arraigada, extremada y tenaz del imperio hacia la RPDC.

EE.UU. es la horda de gángsteres crueles, que insatisfecha con ejecutar el aislamiento político, el bloqueo económico y la presión militar sin precedentes, hace esfuerzos desesperados por acarrear hasta la catástrofe nuclear a la RPDC que tiene la ideología y el régimen diferentes y no se obedece a su codicia de agresión. Se convierte en la zona más candente del mundo y punto de estallido de la guerra nuclear la Península Coreana y su contorno donde se introducen sucesivamente el colectivo de ataque de portaaviones nucleares, la aviación estratégica nuclear y otros medios de ataque nuclear de las tropas agresoras norteamericanas.

EE.UU. hace esfuerzos desesperados por impedir la construcción de un Estado próspero y la mejora de la vida del pueblo de la RPDC y lograr el "derrumbamiento del régimen norcoreano" instigando a las fuerzas hostiles a la sanción económica de diferente formas y la intrigante campaña de "DDHH" contra la RPDC.

La posesión de la bomba de hidrógeno de la RPDC, que se enfrenta con EE.UU., caudillo de agresión que acecha la oportunidad de ataque a ésta, deviene el legítimo derecho a la autodefensa de un Estado soberano y una justa medida incensurable para nadie.

La paz y la seguridad verdaderas no se logran por la solicitud avasallante ni por el diálogo conciliativo. La severa realidad de hoy vuelve a comprobar más evidentemente que uno debe defender su destino sólo con su propia fuerza.

Será una tontería abandonar la escopeta de caza ante la horda de lobos que arremeten furiosamente. El gran éxito deslumbrante logrado por la RPDC en la prueba de la bomba de hidrógeno constituye un gran acontecimiento de la historia nacional, que garantiza fidedignamente el eterno futuro la nación coreana.

La RPDC es el verdadero Estado Socialista amante de la paz que hace todos sus esfuerzos por frustrar el malsano intento de la guerra nuclear de EE.UU. y asegurar la paz en la Península Coreana y la seguridad de la región. Como ya fue declarado, la RPDC, responsable país poseedor de las armas nucleares, no será primero en usar las armas nucleares, ni trasladará en cualquier caso los medios y las técnicas relativos mientras que las fuerzas hostiles agresivas no violen nuestra soberanía.

Si no se interrumpe la atroz política hostil de EE.UU. contra la RPDC, no habrá jamás el cese del desarrollo nuclear o la renuncia nuclear de la RPDC.

El ejército y el pueblo de Corea fortalecerán constantemente en lo cuantitativo nuestro justo disuasivo nuclear que garantiza confiablemente el eterno futuro de la causa de la revolución socialista. Será próspera para siempre la Corea del Juche que avanza enarbolando la línea del desarrollo paralelo del Partido de los Trabajadores de Corea.