terça-feira, 25 de fevereiro de 2014

Rodong Sinmun rechaza simulacro conjunto Key Resolve


Pyongyang, 25 de febrero (ACNC) -- El día 24, Estados Unidos y los belicistas surcoreanos iniciaron en el Sur de Corea los ejercicios militares conjuntos de gran envergadura Key Resolve contra la República Popular Democrática de Corea.
Key Resolve continuará hasta el 6 de marzo, seguido de otro simulacro conjunto Foal Eagle que se librará hasta el 18 de abril suponiendo los combates en la tierra, el mar y el cielo con la introducción de enormes efectivos norteamericanos y surcoreanos, el submarino nuclear y otros medios de ataque ultramodernos y pertrechos de guerra de punta.
Tales simulacros devienen un brutal desafío a la República Popular Democrática de Corea que hace sinceros esfuerzos por la mejora de las relaciones entre ambas partes coreanas y el alivio de la situación tensa de la Península Coreana.


Revela así el diario Rodong Sinmun en un comentario individual de este martes y continúa:
Los belicistas los describen como "anuales y defensivos", pero esto no pasa de ser una artimaña pueril para encubrir el carácter provocativo y agresivo de los presentes simulacros.
Dividir en dos partes a la nación coreana y realizar la ambición de dominio sobre Corea instigando la confrontación Norte-Sur es la invariable estrategia de EE.UU.
Sería una gran equivocación si el imperio intenta ganar algo creando la crisis de guerra en la Península Coreana.
La República Popular Democrática de Corea ha hecho todo lo posible por la paz y la estabilidad de la Península Coreana.
En adelante también seguirá esforzándose con paciencia por defender la paz de la Península Coreana.
Pero, cuando los belicistas internos y externos echen una chispa de guerra despreciando la voluntad de defensa de la paz de la RPDC, haremos frente rotundo para salvaguardar la seguridad y la dignidad de la nación.

sábado, 22 de fevereiro de 2014

MINREX de RPDC rechaza "informe" de "comité de investigación" de ONU


Pyongyang (ACNC) -- A la pregunta de un reportero de la ACNC formulada en relación con que el "comité de investigación" relativo a la circunstancia de derechos humanos de la República Popular Democrática de Corea, fabricado en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la RPDC dio el día 21 la siguiente respuesta:
La RPDC nunca reconoció la existencia de aquel comité marioneta que fue organizado de manera forzada el año pasado en la reunión del Consejo de DDHH de la ONU por Estados Unidos y sus satélites habituados al resentimiento contra la RPDC.
La RPDC rechaza totalmente el llamado "informe" de ese "comité" títere, porque da espaldas al verdadero aspecto del disfrute de DDHH de nuestro pueblo y está lleno de los datos sin fundamentos inventados para ganar dinero por la chusma tales como las fuerzas hostiles y algunos desconocidos "fugitivos norcoreanos" y criminales que huyeron del territorio patrio.
Ellos libran una campaña intrigante anti-RPDC instigando a la Corte Penal Internacional y al Consejo de Seguridad de la ONU bajo el pretexto de "DDHH" de la RPDC, lo cual deviene una extremadamente peligrosa provocación política tendente a desintegrar nuestro régimen al desacreditar la imagen de la digna RPDC y elevar el grado de presión contra ésta.
Ahora muchos países y hasta algunos medios de prensa occidentales acusan aquel "informe" de prejuiciado y carente de autenticidad y se preocupan por que tal "informe" se distribuye como documento de la organización de la ONU.
El autor que debe sentarse en el banquillo de acusado del tribunal internacional de DDHH es precisamente EE.UU., caudillo de violación de DDHH, que causó incontable calamidades asesinando en todos los rincones del planeta a las personas inocentes y produjo escándalo por haber realizado la interceptación y vigilancia ilegales a los habitantes de su país y del extranjero.
Sería mejor que EE.UU. apague primero el incendio de su casa en lugar de recurrir a la absurda campaña de "DDHH" anti-RPDC.

Rodong Sinmun revela objetivo de ejercicios militares conjuntos EE.UU.-Sur de Corea


Pyongyang (ACNC) -- Estados Unidos pretende desarrollar desde el día 24 en el Sur de Corea los ejercicios militares conjuntos "Key Resolve" y "Foal Eagle" introduciendo colosales efectivos, submarinos y otros ultramodernos equipos bélicos.
El diario Rodong Sinmun en un artículo individual divulgado este sábado los califica de provocación militar muy grave tendente a exacerbar la confrontación y la tensión de la Península Coreana y estorbar la mejora de las relaciones entre ambas partes coreanas y la marcha de la causa de la reunificación de Corea y continúa:
Para encubrir el carácter provocativo y la peligrosidad del simulacro militar, EE.UU. lo embellece como "anual" y "defensivo".
EE.UU., de palabra, expresa "apoyo" a la mejora de las relaciones íntercoreanas y esta vez, dio "bienvenida" al encuentro de los familiares y parientes separados a efectuarse.
Pero, durante su reciente visita al Sur de Corea, el secretario de Estado norteamericano dijo a las autoridades surcoreanas que los citados ejercicios militares deben ser desplegados según el programa, lo que deviene una artimaña premeditada para eliminar la oportunidad de la mejora de las relaciones íntercoreanas preparada por la sinceridad y los esfuerzos de la RPDC y una presión malintencionada a las autoridades para que no salgan a mejorar las relaciones con la RPDC. También, es un desafío malicioso al esfuerzo sincero de la RPDC por relajar la tensión en la Península Coreana y lograr la reunificación independiente, la paz y la prosperidad con las fuerzas unidas de toda la nación coreana.
Todos los coreanos del Norte, el Sur y el ultramar no deben tolerar nunca las maniobras de las fuerzas belicosas internas y externas que siguen recurriendo a las provocaciones de guerra de agresión a la RPDC sino detenerlas y frustrarlas con las fuerzas unidas.

quarta-feira, 19 de fevereiro de 2014

Kim Jong Un envía mensaje abierto a todos los electores del país



Pyongyang, 19 de febrero (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un envió el día 18 un mensaje abierto a todos los electores del país.

El texto completo de la misiva va como sigue:
Las elecciones de los diputados para la decimotercera Legislatura de la Asamblea Popular Suprema, que se efectúan en un periodo de gran efervescencia en que todo el ejército y otros sectores de la población, convencidos de la victoria, aceleran enérgicamente la marcha general para abrir una era de prosperidad de la Corea del Songun, constituyen una buena oportunidad para mostrar el verdadero aspecto de nuestro socialismo centrado en las masas populares y fortalecer más el Poder de la República.
Decididos a confiarle plenamente a nuestro Partido su destino y futuro y seguir fielmente su dirección, los participantes en las reuniones celebradas en todas las circunscripciones del país me han nombrado como candidato al diputado para la próxima Legislatura de la APS. El hecho me ha servido para apreciar con emoción la inquebrantable voluntad de nuestros militares y civiles de confiar absolutamente en el Partido y seguirlo de manera consecuente, así como me ha dado un gran estímulo.
Estoy muy agradecido por la muestra de su gran confianza y se lo agradezco de todo corazón.
La unidad monolítica del Partido y las masas populares, que se nutre de la plena confianza mutua, es la mayor fuente del inagotable potencial de nuestra República.
Gracias a esa gran unidad el Poder de la República continúa su historia de triunfos venciendo todos los retos y dificultades. En este mundo no hay fuerza capaz de superar el poderío de nuestra unidad monolítica sustentada en la fusión del Partido y las masas populares, del líder y de todos los militares y civiles, con una sola idea, voluntad y estrechos vínculos consanguíneos.
Teniendo presente la gran confianza de todos los electores, seré siempre fiel a las ideas y la causa de los grandes compañeros Kim Il Sung y Kim Jong Il, enalteceré a nuestro pueblo y haré todo lo que esté a mi alcance para anticipar el día de la gran prosperidad y fortalecimiento en que el pueblo disfrute de toda la felicidad del mundo, sin tener que envidiarle nada a nadie.
Según la ley de las elecciones de los diputados a las asambleas populares de todos los niveles de la República Popular Democrática de Corea, el candidato debe registrarse solamente en una circunscripción, y he decidido inscribirme en la circunscripción 111 de Paektusan para la elección del diputado a la decimotercera Legislatura de la APS.
Ante nuestro pueblo, que avanza a pasos firmes para la victoria definitiva en la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero, se extiende un camino amplio de triunfos allanado por el gran Líder Kim Il Sung y el gran General Kim Jong Il. El Poder popular es una poderosa arma política para la edificación de ese Estado. Debemos consolidar por todos los medios el Poder popular y elevar ininterrumpidamente sus funciones y papel, conforme a la demanda de la época y de la revolución en desarrollo.
Todos los electores participarán como un solo hombre en las elecciones de diputados a la APS para elegir a los auténticos representantes del pueblo y de esta forma contribuirán a consolidar más nuestro mejor Poder popular, Estado y régimen social.
Estoy convencido de que todos los oficiales y soldados del Ejército Popular y el pueblo, movidos por la noble conciencia del ciudadano y el elevado fervor patriótico, se esforzarán con abnegación para levantar en nuestro país socialista la mayor potencia y el paraíso del pueblo, para la envidia del mundo.

Sistema electoral de Corea más popular y democrático


En la República Popular Democrática de Corea se realiza el día 9 de marzo de este año las elecciones de diputados a la XIII Legislatura de la Asamblea Popular Suprema.

En la República Popular Democrática de Corea está vigente el sistema electoral superior que permite a las masas populares trabajadoras participar auténticamente en la constitución de organización del poder del Estado.
Esto se manifiesta en que las elecciones se efectúan libre e imparcialmente con la votación secreta a base de los principios del sufragio general, igualitario y directo.
El principio general de elección ofrece a los ciudadanos el derecho a elegir y a ser elegido sin cualquiera restricción ni condición de posposición.
Según este principio todo ciudadano mayor a los 17 años puede participar en las elecciones de diputados a la Asamblea Popular a todos niveles y ser elegido como diputado sin distinción de sexo, nacionalidad, profesión, plazo de residencia, propiedad, instrucción, pertenencia partidista, punto de vista político y creencia religiosa.
El principio de elección igualitaria posibilita a todos los electores elegir y ser elegidos con igual calidad y derecho.
Este principio no permite cualquier discriminación ni favor especial entre los electores en el ejercicio de derecho, mediante lo cual elimina la diferencia en la proporción y la eficacia de la votación de los electores.
El principio de elección directo refleja directamente al diputado la voluntad del mismo, para que el órgano del poder popular sirva de la institución del poder democrático que encarna la voluntad de todos los electores.
Se prohíbe la votación por sustitución, se organiza el subdistrito electoral especial en el hospital, el sanatorio, etc. y se realiza la elección ambulante para los ciudadanos difíciles de salir al distrito electoral.
La votación secreta permite a los electores expresar sin restricción su voluntad libre a los diputados y garantiza la imparcialidad de elección.
El sistema electoral de la RPDC conviene enteramente a la característica esencial del poder revolucionario creado por el mismo pueblo que defiende el interés del pueblo y lucha por la libertad y felicidad del pueblo.

sexta-feira, 7 de fevereiro de 2014

Kim Jong Un envía mensaje a participantes en Conferencia Nacional de Jefes de Equipo



Pyongyang, 7 de febrero (ACNC) -- El Mariscal Kim Jong Un envió el 6 de febrero del 103 (2014) de la Era Juche a los participantes en la Conferencia Nacional de Jefes de Equipo del Sector Agrícola el mensaje "Renovemos la producción agrícola con la bandera de la tesis rural socialista en alto".
Abajo va el texto completo de la obra:
Nuestro Partido ha tomado la decisión de convocar a la Conferencia Nacional de Jefes de Equipo del Sector Agrícola, con el objetivo de renovar la producción agrícola enarbolando la bandera de la Tesis rural socialista en ocasión del cincuentenario de su publicación.
En esta magna cita han participado los ejemplares jefes de equipo y otros cuadros del sector agrícola quienes, deseosos de anticipar el día en que nuestro pueblo disfrute plenamente de una vida abundante y dichosa, han dado una gran muestra de abnegación patriótica y sobrecumplido el plan de producción de cereales, verduras, carne y frutas.
Mis calurosas felicitaciones a los participantes en la Conferencia y mi sincero agradecimiento a todos los agricultores y funcionarios del sector, que defienden firmemente el frente de la agricultura socialista y a los militares y civiles que ayudan al campo de todo corazón, siguiendo la dirección del Partido.
Hace cincuenta años el gran Líder, compañero Kim Il Sung, hizo pública la "Tesis sobre el problema rural socialista en nuestro país" e iluminó por primera vez en la historia el camino hacia la solución del problema. Es una imperecedera obra clásica que da satisfactorias respuestas teóricas y prácticas a la referida cuestión y un gran programa de nuestro Partido para la construcción del campo socialista. Con su publicación el gran Líder realizó una proeza histórica y sempiterna para la causa de las masas populares por la independencia y la del socialismo.
Luego de haberse publicado la Tesis, nuestro país experimentó una gran transformación en el campo socialista.
El exitoso impulso de las revoluciones ideológica y cultural en el campo evolucionó de manera trascendental los rasgos espirituales de nuestros agricultores y supuso un gran desarrollo en su vida cultural. Ellos se han formado hoy como fidedignos protagonistas del sector agrícola socialista que, armados con la idea Juche, la idea Songun, y unidos estrechamente en torno al Partido y el líder, se entregan en cuerpo y alma para materializar la política del Partido acerca de la agricultura. Ha elevado notablemente su nivel cultural y técnico, las aldeas rurales se han convertido en poblados modernos de carácter socialista y como resultado, han disminuido considerablemente las diferencias entre la ciudad y el campo en los estándares de la vida cultural. Con el vigoroso avance de la revolución técnica se han introducido la irrigación, la electricidad, las máquinas y los productos químicos en la economía rural, se han dado gigantes pasos de avance en la tarea de acondicionar todas las tierras laborables del país como tierras dignas del socialismo, así como se han consolidado las bases material y técnica del sector agrícola.
Los cambios históricos que se han producido en el campo de nuestro país comprueban claramente la justeza y vitalidad de la Tesis rural socialista del gran Líder. Gracias a su gran e inmortal programa nuestro pueblo ha podido dar un brillante ejemplo en la construcción rural socialista.
La Tesis es la gran bandera de la construcción del campo socialista que nuestro Partido debe enarbolar invariablemente.
Nos corresponde materializar cabalmente las tareas presentadas en ella, para de esta forma lograr un nuevo auge en la construcción rural de la nueva centuria y solucionar definitivamente el problema rural.
Es necesario impulsar con más vigor las revoluciones ideológica, técnica y cultural en el campo.
Se colocará en primer plano la revolución ideológica con miras a formar a todos los agricultores como revolucionarios de la era del Songun que, pertrechados con el kimilsungismo-kimjongilismo, se abniegan por el bien de la sociedad y el colectivo y en aras de la patria y el pueblo, y con la conciencia inmaculada y sinceridad dedican todo lo suyo al desarrollo de la agricultura nacional. Es preciso inculcarles la inconmovible fe en el socialismo y la firme conciencia de clase de carácter antiimperialista, de manera que consideren como su propia vida el socialismo a nuestro estilo, lo amen fervorosamente y luchen implacablemente contra las maniobras de la penetración ideológica y cultural del imperialismo.
Con vistas a edificar con éxito un Estado socialista civilizado como desea nuestro pueblo y solucionar definitivamente el problema rural, hay que acelerar la revolución cultural en el campo. En acato a la consigna de formar a todos los ciudadanos como excelentes científicos y técnicos, se promoverá la divulgación de conocimientos científicos y técnicos, todos los agricultores aprenderán la avanzada tecnología agrícola, manipularán con habilidad los modernos medios tecnológicos y un mayor número de ellos se incorporarán en el sistema educativo que les permite estudiar sin abandonar las actividades laborales. Hace falta crear óptimas condiciones para el pleno disfrute de la vida cultural y sentimental y modernizar más las aldeas hasta transformarlas en civilizados y hermosos parajes del socialismo.
Nos toca impulsar enérgicamente la revolución técnica en el campo, conforme a la demanda de la era de las ciencias y la tecnología, era de la informática, a fin de consolidar más las bases material y técnica de la economía rural y elevar ininterrumpidamente el nivel de la adaptación científica y la modernización de la agricultura.
Debemos promover la mecanización integral y la aplicación de la química en la economía rural para acortar la distancia entre las faenas agrícolas y las industriales y liberar de una vez para siempre a los campesinos del trabajo engorroso. En cuanto a la irrigación del campo, nos atañe afianzar los éxitos ya alcanzados, construir nuevas instalaciones, fomentar la introducción de varios y avanzados métodos y perfeccionar el sistema.
La tarea más importante que hoy encara el sector es cultivar bien la tierra y aumentar decisivamente la producción.
La agricultura es la avanzada para la defensa del socialismo y el sector principal que nos exige concentrar la fuerza para la edificación de una potencia económica socialista.
Los imperialistas que no desean que seamos fuertes y ricos, crean dificultades en la vida alimentaria de nuestro pueblo mediante el recrudecimiento de la presión y las sanciones económicas, en un vil intento de debilitar su fe en el socialismo. Nos compete cultivar bien la tierra a toda costa, hallarle una respuesta satisfactoria al problema alimentario de la población y de esta forma frustrar las maquinaciones del enemigo contra nuestra República y socialismo. Ahora que hemos ocupado con todo derecho la posición de la potencia ideo-política y militar, con un buen cultivo y el autoabastecimiento de víveres nuestro socialismo se mantendrá incólume y proseguiremos el proceso revolucionario y constructivo como nos hemos propuesto y con ánimo, pese a las siniestras maniobras del enemigo.
Por la gran importancia de la agricultura, nuestro Partido la ha definido como sector principal para la construcción de la potencia económica y ha lanzado el llamado de que en este año sea la primera que sostenga la antorcha de la innovación en la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero.
En el sector deben cultivar bien la tierra en este año significativo en que se cumple el cincuentenario de la publicación de la tesis rural socialista, cumplir cueste lo que cueste la tarea de la producción cerealera presentada por el Partido y el Estado y, a partir del 2015 en que se celebra el septuagésimo aniversario de la fundación del Partido del Trabajo de Corea, alcanzar las metas más altas.
Al tiempo que incrementar decisivamente la producción cerealera, es imperioso inyectar nuevos bríos en todas las ramas de la economía rural como el cultivo de verduras, la ganadería y la fruticultura.
Para aumentar de manera trascendental la producción agrícola, se debe introducir las ciencias y la tecnología en la agricultura, según las exigencias de la política del Partido y del método de cultivo jucheano.
Este método es una valiosa herencia creada por el gran Líder. Un método propiamente nuestro que se ajusta a las condiciones reales del país y un método superior de cultivo científico e intensivo que asegura una abundante cosecha por muy adversos que sean el medio natural y el clima.
Fue el gran compañero Kim Jong Il quien definió como tal ese método original y científico, descubierto por su predecesor como fruto de un ingente esfuerzo, y condujo enérgicamente su puesta en práctica. Buen conocedor de las exigencias de la realidad en desarrollo, presentó como orientación del Partido la idea de producir una revolución agrícola en la era del Songun, con el fin de aplicar cabalmente el mencionado método, abriendo un amplio camino para la solución del problema agrícola.
La llave maestra para aumentar la producción agrícola en nuestro país con limitada superficie de tierras laborables es recurrir a las ciencias y la técnica, tal como exigen la política del Partido y el método agrícola jucheano, y lograr el máximo rendimiento en cada hectárea.
Ante todo, se debe impulsar la revolución de la semilla.
La semilla es lo más esencial en el cultivo. Es necesario conceder importancia a su mejoramiento y prestarle atención primordial. Hace falta obtener variedades que aseguren alto rendimiento en el clima y el suelo del país, requieran de poco abono y corto período para su crecimiento y que sean resistentes a distintos causantes de estragos como sequía, tempestad, enfermedades e insectos nocivos. Mientras que obtenemos buenas variedades con nuestros propios recursos, también debemos prestar atención a la tarea de introducir del extranjero las que aseguren alto rendimiento.
Es indispensable renovar la labor de la obtención de semillas. Al sector agrícola le compete realizar esa labor de manera científica y tecnológica, a fin de producir y asegurar suficiente cantidad de excelentes semillas, según requieran cada localidad y granja cooperativa. Se debe construir modernas plantas de tratamiento de semillas de acuerdo con la demanda de la era del cultivo científico y establecer el sistema que permita seleccionar, clasificar y revestir las semillas en un proceso integral y suministrarlas a las granjas.
Nos atañe lograr innovaciones en el método de cultivo.
La importante reserva para el incremento de producción está en renovar el método de cultivo según la tendencia actual del desarrollo agrícola.
Es preciso distribuir correctamente las plantas y variedades partiendo del principio del cultivo adecuado en tierra y período apropiados e introducir ciencias y tecnología en su abonamiento y cuidado.
Hay que distribuir plantas y variedades en conformidad con las peculiaridades de la región, su medio natural y clima. Deben promover el cultivo de plantas idóneas para una determinada región, por ejemplo, cultivar principalmente arroz en la zona donde se recoge una buena cosecha de dicha planta. Lo mismo sucede con el maíz o con la papa. Dada la diferencia del ambiente natural y el clima entre regiones, granjas y parcelas de una misma granja, hay que hacer un estudio científico sobre el provecho real que pueda reportar el cultivo de unas u otras plantas y variedades y saber distribuir las más apropiadas.
En las granjas cooperativas harán exhaustivos preparativos para las faenas de cultivo de distintas fases y, sobre esta base, realizarán las labores de cada periodo a su debido tiempo y con calidad. Se debe evitar la tendencia a obligar indistintamente a todos a que hagan tal trabajo hasta tanto tiempo, sin tener en cuenta el ambiente natural, el clima y otras particularidades de cada una de las regiones, so pretexto de que aseguran la tempestividad en el cultivo.
Resulta importante abonar la tierra de manera científica y técnica. Al aplicar eficaces métodos de abonado que concuerden con las peculiaridades de las plantas y fases de su crecimiento, producirán más cereales con menos fertilizante. En lugar de aferrarse al abono nitrogenado, también utilizarán armoniosamente el fosfórico, el potásico, el silíceo y los de microelementos. En las granjas cooperativas descartarán los viejos métodos de controlar el agua y utilizar abonos y otros productos agroquímicos a ojo de buen cubero y optarán por el avanzado método de abonado y cuidado de las plantas, basado en la medición y análisis científicos.
Es indispensable introducir ampliamente la avanzada tecnología y métodos de cultivo.
Actualmente se estudian y aplican varios métodos que posibilitan elevar notablemente el rendimiento con el uso de menos semillas, mano de obra y materiales. Debemos generalizarlos ampliamente. Es imperioso optimizar el aprovechamiento de la tierra e intensificar el cultivo al practicar activamente las cosechas dobles y triples con ayuda del cultivo mixto o el de distintas plantas en distintas temporadas, cuyas ventajas se han comprobado en las granjas, así como al priorizar el cultivo de una variedad de cereales con otra o de cereales con papas y lograr el cultivo científico y sustancial de cereales con verduras o con plantas para fines industriales.
Nos toca fomentar el método de la bioagricultura. En este método lo fundamental es producir y utilizar gran cantidad de abonos orgánicos. Actualmente no son pocos los funcionarios del sector quienes piensan que la agricultura es inconcebible sin el abono químico, lo cual es un concepto erróneo. En una tierra que contenga muchos elementos orgánicos, las plantas se cultivan bien aunque se les dé poco abono químico. La tendencia mundial del desarrollo agrícola también prefiere el cultivo con el abono orgánico y no con el químico.
Con vistas a hacer más fértil la tierra y lograr de forma sostenida el alto rendimiento por hectárea, hemos de abonar mucho la tierra. Producir el abono orgánico significa incrementar la producción cerealera. Al sector le corresponde poner empeño en la producción del abono y echar en cada hectárea de los arrozales y secanos entre 20 y más de 30 toneladas de abono de buena calidad. En las granjas aprovecharán al máximo las reservas de abono como el estiércol del ganado, las basuras de las ciudades, el abono vegetal y el cieno.
El abono hukbosan, denominación puesta por el gran Líder en el sentido de que es un tonificante del suelo, y el orgánico compuesto son de alta eficacia. En el sector agrícola se debe concentrar los esfuerzos en la producción del primer abono, así como consolidar las bases de producción del segundo abono e incrementar su elaboración.
Es imperioso establecer el sistema de producción circular en cadena que combina la agricultura y la ganadería, método ventajoso tanto por el aumento de las cabezas de ganado como por la producción de excelentes abonos que contribuye a una rica cosecha de cereales. En las granjas deben atenerse invariablemente a la orientación del Partido de implantar el mencionado sistema y materializarla cabalmente, para de esta forma activar la ganadería y aumentar la producción cerealera.
Es imperioso desarrollar la ciencia y la tecnología agrícolas.
El sector de investigación de ciencia agrícola debe concentrar la fuerza en la solución de los problemas científico-técnicos que se presentan para materializar la política del Partido sobre la agricultura, entre ellos los relativos a la semilla, la tecnología de cultivo y la invención de nuevas máquinas agrícolas. Con el sentimiento patriótico de aportar a la rica cosecha con sus resonantes éxitos, los científicos y técnicos de la esfera asumirán como tarea principal la solución de los problemas acuciosos en la producción agrícola y desarrollarán su trabajo con el objetivo bien definido y con tesón hasta consumarlo.
Es preciso introducir a tiempo en la producción los logros de la ciencia y la tecnología agrícolas. A tal efecto deben ser activos, superando la obstinación en las viejas experiencias y el menosprecio de las ciencias y la tecnología.
Para aumentar la producción es necesario proteger las tierras cultivables y extender las plantaciones de cereales.
La tierra es el medio principal de la producción agrícola y valioso patrimonio nacional para las generaciones venideras. En el sector de la economía rural pondrán empeño en la protección territorial para evitar la pérdida de tierras cultivables. Realizarán regular y sustancialmente la trasplantación de árboles, la regulación de ríos y riachuelos y la reparación y mantenimiento de instalaciones para evitar la anegación y pérdida de tierras cultivables en la temporada de lluvia e impulsarán de manera planificada la formación de bancales con terraplenes de hierba para resguardarlos de los daños naturales. Al mismo tiempo se esforzarán de modo activo por restaurar las tierras destruidas por la inundación y rescatar las perdidas hasta recuperar la superficie que está registrada en el plano de la distribución del territorio. Es particularmente importante acabar con el uso indebido y derroche de tierras cultivables. Hay que establecer una rigurosa disciplina y orden de modo que no ocurran ilegalidades como la intrusión en los terrenos laborables y su uso para otros fines e intensificar el control administrativo y legal contra esos fenómenos. En tanto que seguimos esforzándonos por la construcción de pólderes, debemos ensanchar las tierras cultivables recurriendo a varias posibilidades.
La agro-silvicultura es un método idóneo para aumentar la producción de cereales con la eficiente utilización de los bosques. El gran General Kim Jong Il se refirió a la necesidad de convertir todas las montañas en las de oro y de tesoro que nos regalan alimentos y vestidos. En ciudades y distritos definirán acertadamente los objetos y desarrollarán en gran escala la agro-silvicultura para así aumentar la producción de cereales y acelerar la forestación.
Hace falta renovar la estructura de la producción agrícola concediendo prioridad a la producción de cereales, hasta el punto de maximizarla. Ya que para nosotros la solución del problema alimentario es el imperativo más acucioso, debemos hacer lo posible por reducir las plantaciones no gramíneas y ampliar arrozales y maizales. Al Consejo de Ministros le corresponde revisar la situación general del uso de tierras cultivables por las unidades no pertenecientes al Ministerio de Agricultura, darles aceptables planes de producción de cereales y exigirles su cabal cumplimiento.
Es necesario desplegar activamente el movimiento para labrar la tierra con los propios recursos.
Los encargados de la producción agrícola son precisamente los funcionarios y trabajadores del sector. Y es muy natural que ellos cultiven la tierra por su propia cuenta. En las condiciones actuales no es una tarea fácil para las granjas cooperativas, pero esto no quiere decir que es imposible. En las granjas cooperativas ejemplares donde están grabadas las huellas de dirección del gran Líder y del gran General sobrecumplen los planes de la producción con sus propios esfuerzos e incrementan la retribución de sus trabajadores, al despertar su conciencia y entusiasmo y organizar de manera intachable las faenas de cultivo de todas las fases. A todas otras granjas les compete aprender esta experiencia y esforzarse con denuedo para cultivar la tierra con sus propios recursos.
El equipo es la unidad más inferior del campo que ocupa una posición importante en el desarrollo de la economía rural y la producción agrícola.
Al elevar su papel se puede desarrollar la economía rural socialista y renovar la producción agrícola.
Es preciso manifestar plenamente la superioridad del sistema de autogestión del equipo.
Creado por el gran Líder, es una buena forma de organizar la producción y un método superior de administración que inducen a los agricultores a participar en la producción y la gestión en calidad de dueños, con apego a la economía conjunta. Su superioridad ya se ha comprobado fehacientemente en la práctica.
Al sector agrícola le incumbe aplicar correctamente el sistema de autogestión de equipo, según las exigencias de la realidad en desarrollo, de manera que los granjeros manifiesten su gran responsabilidad y creatividad. Conforme a los requerimientos de este sistema hay que trazarles claramente a los agricultores las tareas sobre el mantenimiento de la tierra, el desarrollo del proceso de cultivo y el cumplimiento del plan de producción y hacer un balance oportuno y sustancial de modo que todos ellos, conscientes de su condición de dueños, trabajen con gran entusiasmo y responsabilidad. Ya que recientemente, con el fin de elevar el afán de los granjeros por la producción, implantamos el sistema de cuidar con responsabilidad las parcelas, dentro del marco del sistema de autogestión del equipo, las granjas cooperativas deben aplicarlo correctamente acorde a la situación de cada cual para que tenga efecto en la producción agrícola.
En la aplicación del sistema de autogestión del equipo resulta importante atenerse estrictamente al principio socialista en la retribución. El igualitarismo no tiene nada que ver con este principio y va en detrimento del afán de producción de los granjeros. Los equipos tienen que hacer a tiempo y correctamente la evaluación del trabajo diario de sus miembros según la cantidad y calidad del trabajo. Y en obediencia a las exigencias del principio de la retribución socialista, deben repartir a los campesinos principalmente en especies, en atención a las puntuaciones que hayan obtenido, luego de restar cierta cantidad definida por el Estado de los cereales que hayan producido sus unidades. El Estado debe definir racionalmente el plan de acopio obligatorio de cereales, a base de un cálculo correcto de la demanda de alimentos del país y los intereses y las necesidades de la vida de los granjeros, para que estos, llenos de confianza, hagan mayores esfuerzos.
Es imprescindible elevar la responsabilidad y el papel de los jefes de equipo.
Ellos son núcleos del campo en los que se apoya nuestro Partido en su empeño por afianzar la posición del campo socialista y dirigentes de base que organizan y llevan a cabo el cultivo y la gestión del equipo. De la manera de desempeñar sus funciones depende la materialización o no de la política agrícola del Partido y la manifestación o no de la superioridad y la vitalidad del sistema de autogestión del equipo.
Conscientes del objetivo que persigue el Partido al convocar la presente Conferencia como la primera del año, cumplirán sus deberes con responsabilidad y éxito.
Primero, deben ser fervorosos defensores, propagandistas y cumplidores de la política agrícola del Partido y el método de cultivo jucheano.
Al aceptarlos como guía de acción más justa e inquebrantable fe, los defenderán firmemente en cualquier circunstancia y condición. Deben conocerlos mejor que nadie y divulgarlos activamente entre los agricultores. Se atendrán a sus exigencias para realizar todos los quehaceres de labranza y cumplirán a toda costa la tarea de producción asignada a sus equipos, considerándola como una orden de combate del Estado.
Segundo, deben ser genuinos dueños del equipo y hábiles dirigentes que cultivan la tierra y gestionan sus unidades con responsabilidad y creatividad.
Trazarán con previsión el plan de cada proceso de cultivo, conforme a la situación de sus equipos, y organizarán con escrúpulo el empleo de la mano de obra y el trabajo para cumplir a tiempo y con calidad todas las tareas agrícolas. Con la determinación de contribuir cual abono a la rica cosecha, se levantarán más temprano y se acostarán más tarde que otros para ser los primeros en cumplir las faenas más difíciles. Deben meditar a toda hora y estudiar mucho para el aumento de la producción y la mejor administración del equipo. Urge superar la subjetividad y la arbitrariedad e incentivar el ingenio y la creatividad de su colectivo para perfeccionar constantemente sus gestiones.
Tercero, deben ser genuinos agricultores de la nueva centuria, versados en todas las faenas agrícolas y conocedores de las modernas ciencia y tecnología agrícolas.
Conocerán como la palma de la mano sobre todos los trabajos del campo, asimilarán las modernas ciencia y tecnología de la agricultura y se prepararán para manejar con habilidad varias máquinas agrícolas. Serán sensibles a lo nuevo y muy emprendedores e introducirán con audacia las avanzadas técnicas y métodos y las valiosas experiencias sobre la agricultura.
Cuarto, deben ser diligentes en el cuidado y la administración de bienes comunes de la granja.
Lograrán la unidad con los miembros del equipo y apreciarán, amarán y preservarán tierras, máquinas, animales de tiro y otros útiles de labranza como si fueran sus propios bienes y carne. Orientarán a los integrantes del equipo a que, conscientes de que son dueños de la economía común, participen en tal calidad en la producción y administración y no practiquen el maltrato y la dilapidación de los bienes de la granja y de los productos.
Quinto, amarán y atenderán a los miembros del equipo como si fueran el mayor de los hermanos.
Tratarán con amabilidad a todos ellos, con diferentes caracteres, vocaciones y niveles de preparación, y trabajarán bien con ellos hasta prepararlos como dignos miembros de una gran familia socialista. Los amarán de corazón, se interesarán más por la vida de ellos que por la suya y los atenderán con responsabilidad. Con ellos serán siempre corteses, compartirán las alegrías y las penas, convivirán en armonía y con optimismo, y de ellos obtendrán el afectuoso calificativo de "nuestro jefe de equipo".
Son muy grandes la confianza y la esperanza que nuestro Partido deposita en los jefes de equipo del sector agrícola. A todos ellos les compete conocer bien su misión y cumplirla al pie de la letra, como precursores y abanderados del campo capaces de levantar una furiosa llamarada de innovaciones en la producción agrícola.
Es preciso promover la ayuda del Estado al campo.
Esta es uno de los principios fundamentales de la construcción del campo socialista estipulados en la tesis rural. Sin ella es inconcebible el asentamiento de la agricultura sobre un fundamento científico, su modernización y el continuo incremento de la producción agrícola.
Hace falta que el Estado aumente las inversiones en el sector agrícola y mejore el abastecimiento de materiales. En este tipo de ayuda lo importante es suministrar en el tiempo oportuno el abono necesario para la producción agrícola. El abono son precisamente los cereales. Se debe abastecer de electricidad y carbón al Complejo Químico Juventud de Namhung y el Complejo de Fertilizantes de Hungnam, arsenales que tienen a su cargo el aprovisionamiento de municiones al frente de la agricultura socialista, de manera que normalicen en alto nivel la producción. Producirán tanto el abono nitrogenado como el fosfórico, el potásico, el silíceo y los de microelementos. Se enviarán al campo muchos tractores y otras máquinas modernas y también se le suministrarán suficientemente la electricidad, el combustible, las mantas de vinilo, los productos agroquímicos y otros materiales con arreglo a las fases de las faenas agrícolas.
Se necesita ayudar al campo con la mano de obra. Dado que la agricultura no está mecanizada aún en el nivel deseado, es preciso que todo el país brinde la ayuda laboral al campo. Esta ayuda será organizada apropiadamente en atención a las peculiaridades de cada localidad y granja cooperativa en tanto que los voluntarios deben asumir la misma responsabilidad que los campesinos y realizar las faenas agrícolas con esmero y escrupulosidad. A la par de promover la ayuda al campo, se debe combatir la movilización de las fuerzas laborales y equipos de labranza de las granjas cooperativas en las tareas ajenas a la agricultura.
Es preciso elevar las funciones del Consejo de Ministros y los organismos de dirección de la agricultura.
De su desempeño dependen en gran medida los cambios en la producción agrícola mediante la movilización de todos los recursos.
El Consejo de Ministros, consciente del propósito del Partido que concede importancia a la agricultura en la construcción del Estado poderoso y próspero, se atendrá al principio de concentrar esfuerzos en ese sector al proyectar, organizar y dirigir las actividades económicas y resolverá a tiempo los problemas relacionados con la producción agrícola. En cuanto al aprovisionamiento de la agricultura, no se limitarán a impartir planes y apremiar su cumplimiento en un despacho, pretextando las dificultades económicas que enfrenta el país sino averiguarán in situ los problemas pendientes en la producción y adoptarán medidas decisivas para resolverlos.
Los organismos de la dirección agrícola deben cumplir plenamente su responsabilidad como encargados de la agricultura. Abandonarán decididamente las actitudes de profundo arraigo como el subjetivismo, el burocratismo y el formalismo. Al dirigir las labores agrícolas priorizarán la asistencia técnica, generalizarán los avances técnicos y metodológicos, exigirán a las granjas cooperativas el acatamiento de las normas científico-técnicas en el cumplimiento de los trabajos agrícolas y les brindarán eficiente apoyo en este sentido.
Es necesario intensificar la dirección del Partido sobre el sector agrícola.
A las organizaciones del Partido les corresponde realizar sus actividades en el sentido de defender y ensalzar las proezas sempiternas realizadas por el gran Líder y el General para el desarrollo de la agricultura del país y materializar la política agrícola del Partido.
Deben realizar sustancialmente la labor política encaminada a estimular el espíritu de los funcionarios y trabajadores del sector.
La clave para el aumento de la producción agrícola es activar la fuerza espiritual de los integrantes del sector. Las organizaciones del Partido deben lograr que ellos, como fieles adeptos al patriotismo de Kim Jong Il, lo apliquen plenamente en las prácticas y que aprendan el espíritu de lucha heroica de los campesinos de la generación anterior que en el fragor de la guerra aseguraron la producción de cereales. Trasladarán el escenario de la labor política a los terrenos de cultivo, donde realizarán una dinámica labor de agitación para estimular el entusiasmo y ánimo de los campesinos y excitar el esfuerzo de toda la granja por la mayor productividad.
Crearán la unidad modelo y promoverán la emulación de las demás unidades para superarla. Uno de los tradicionales métodos de trabajo de nuestro Partido consiste en crear un prototipo e incitar al mundo a imitarlo teniéndolo como referencia. Las organizaciones del Partido harán que la unidad obtenga esa distinción con sus propios esfuerzos y no con la ayuda exterior e incorporarán a las demás unidades a la reñida emulación por superar al modelo. En la granja cooperativa también se crearán la brigada y equipo ejemplares y se desarrollará una dinámica emulación para que otras unidades también se ganen esa reputación.
Son de suma importancia la posición y el papel de los comités distritales del Partido en la solución del problema de cereales mediante la aplicación consecuente de la política agrícola trazada por el Partido. Uno de los deberes más importantes que ellos asumen es mejorar el cultivo en su distrito. Les corresponde estimular a los funcionarios del comité de gestión de granjas cooperativas y otros organismos administrativos y económicos del distrito a que con elevado sentido de responsabilidad proyecten y dirijan sustancialmente la labor encaminada a lograr innovaciones en la producción agrícola, y rectificar los errores a su debido tiempo.
También les compete dirigir escrupulosamente a todas las organizaciones del Partido en el campo para que cumplan infaliblemente su plan de producción agrícola movilizando todos los recursos a la labranza.
Les incumbe reforzar las filas de jefes de equipo. Elegirán para este cargo a personas fieles al Partido, de elevado espíritu patriótico y con amplios conocimientos técnicos y alta calificación profesional y los conducirán a responder con la mayor producción de cereales a la gran confianza depositada a ellos por el Partido y el pueblo.
Estoy firmemente convencido de que todos los funcionarios y trabajadores del sector agrícola, con la inquebrantable fe en la victoria, registrarán avances trascendentales en la producción agrícola enarbolando la bandera de la tesis rural socialista.

Considerar al pueblo como el cielo


El Presidente Kim Il Sung y el Dirigente Kim Jong Il recorriendo el Complejo de Piscinas de Recreación de Mangyongdae. Agosto del 74 (1985) de la Era Juche

El Dirigente de la República Popular Democrática de Corea Kim Jong Ilnació en el Paektu, monte ancestral que la nación coreana llama desde elantiguo.
El monte Paektu es el sagrado lugar de la revolución coreana.
En el pasado cuando Corea estaba bajo la ocupación militar del imperialismo japonés (1905-1945), el futuro Presidente Kim Il Sung, fundador de la Corea socialista, libró la Lucha Armada Antijaponesa teniendo el monte Paektu como el escenario principal. En eso Cuartel General del Ejército Revolucionario Popular de Corea estacionaba en el campamento secreto del monte Paektu, donde nació Dirigente Kim Jong Il.


La máxima de Kim Jong Il, Dirigente de Corea, fue considerar al pueblo como cielo.
La realidad, expresó, es una buena escuela y las masas populares son maestros. Las masas populares son maestros, porque conocen más que nadie la realidad y tienen ricas experiencias. La historia humana de transformaciones del mundo muestra que es inagotable su fuerza e inteligencia. En el mundo no hay nada más poderoso e inteligente que ellas. Las adoro como gran maestro, puntualizó.
En ocasión de su visita de trabajo a la obra de construcción de una central hidroeléctrica, expresó que había venido para conocer cómo se iba a garantizarles las condiciones de vida a los que serían evacuados del área que fuera anegada, además de analizar el estado de ejecución de la obra. Recomendó construirles primero viviendas mejores que las anteriores, aunque por esto la obra de la planta se demorara un tanto. Posteriormente, miles de familias se mudaron a la vez a las casas modernas, provistas de utensilios domésticos.
Al informarse de que un diluvio sin precedentes inundó por completo una ciudad, Kim Jong Il adoptó medidas de socorro que no permitían ningún daño personal. Según su orden se movilizaron helicópteros, barcos de transporte de alta velocidad, carros anfibios y unidades militares. No se había perdido ni una sola vida y más bien hubo partos durante la campaña de socorro.
Kim Jong Il priorizó y absolutizó los intereses y comodidades del pueblo y no perdonó nunca lo que los perjudicara.
Cuando visitó a un centro productor de acero percibió la baja temperatura en el comedor de obreros y recriminó a los cuadros haciéndoles pedir disculpa a los obreros.
Son incontables las historias de su amor por el pueblo.
Kim Jong Il se propuso como su máxima tarea y meta elevar el nivel de vida poblacional y siempre estuvo de viaje de trabajo para hacer realidad el deseo del pueblo. Quiero darle más al pueblo y trabajar más por él, me apena ver pasar cada minuto, dijo él. Por eso, agregó, trabajo con entusiasmo aprovechando al máximo los minutos y segundos.
También en 2011, último año de su vida, no dejó de hacer viajes de trabajo.
Su mayor preocupación fue mejorar la vida del pueblo.
Visitó muchas unidades entre las cuales figuran tanto fábricas de industria ligera de nivel central como pequeñas cooperativas productivas locales.
Bajo el calor sofocante recorrió la exposición de mercancías montada en el Almacén Universal No.1 de Pyongyang, ocasión en que presentó tareas para dsarrollar la industria ligera del país y mejorar los servicios comerciales.
Visitó la moderna Carnicería-Pescadería en la avenida Pothongmun recién construida y el Instituto de Horticultura de Pyongyang con el fin de suministrar al pueblo frescas verduras en todas las estaciones del año.
Durante su visita al invernáculo del Instituto de Floricultura de Pyongyang, al ver flores plenamente abiertas propuso establecer más florerías para alegrar al pueblo. En el restaurante de fideos de un pueblo de mineros, donde estaba de visita, probó hasta el sabor de los platos que se preparaban para la población y en las fábricas de maquinaria se interesó por la producción de artículos de uso diario.


La zona de Wonhung en el suburbio de Pyongyang es fruto de una medida de bienestar popular. Según su iniciativa se construyeron la moderna Granja Frutícola Combinada Taedonggang y las plantas de procesamiento integral de frutas, ganadera y de producción de redes de último tipo, así como una planta de cría de tortugas que le dio una gran alegría pues se trata, según sus palabras, de una construcción de valor socialista que beneficiaría sustancialmente al pueblo.
En todos los lugares donde él estuvo se realizan sus proyectos destinados a convertir en realidad el sueño del pueblo.
Empezó a producirse en gran cantidad la tela de vinalón; se ha asentado una sólida base de producción de fertilizantes con materias primas domésticas; con la remodelación de un gran centro productor de sustancias de sabor azucarero hay posibilidades de la producción masiva de dulces.
La Granja de Patos de Tudan recién remodelada, la Piscifactoría de Kujang con halagüena perspectiva de producción, la Granja Frutícola de Kosan de gran capacidad donde se aplican últimos logros científicos y técnicos y otras muchas similares son testigos de los esfuerzos que Kim Jong Il realizó por el pueblo.
Hasta dos días antes de su fallecimiento Kim Jong Il visitó el Centro de Información Musical Hana, y el Centro Comercial de la Zona de Kwangbok, los cuales contribuirían al fomento del bienestar del pueblo.
Trabajó con un entusiasmo sobrehumano para realizar el ideal del pueblo hasta fallecer en un viaje como consecuencia de sus desgastes mental y físico acumulados por años.
Amó tanto al pueblo y consagró todo lo suyo por su felicidad, razón por la que éste lo respetó infinitamente y lo siguió sinceramente.
Su repentina desaparición física le causó inmensa tristeza y dolor al pueblo coreano, que le rindió el máximo homenaje entre las lágrimas, escena que conmovió al mundo.
Su noble imagen como generoso padre del pueblo la tendrán grabada los coreanos, generación tras generación, en lo más profundo de su corazón.